Notas > TURISMO > Altué en Mar de las Pampas
1266-602-banner-altue.jpg
DESCANSO Y PLACER TODO EL AÑO. RODEADO DE BOSQUES PERO BAÑADO DE SOL DURANTE TODO EL DÍA, ALTUÉ ES UN LUGAR ÚNICO Y CON EL MAR TAN CERCA QUE CASI PUEDE OÍRSE. ATENDIDO POR SUS DUEÑOS, ESPECIALIZADOS EN HOTELERÍA Y FORMADOS EN SUIZA, EL LUGAR ES EL CONCEPTO MISMO DEL WELLNESS HOTEL, UN SITIO DONDE HOSPEDARSE Y SENTIRSE REALMENTE BIEN. CON EL NIVEL DE UN CINCO ESTRELLAS, PERO CON LA COMODIDAD Y CALIDEZ DE UNA CASA: SPA Y TERAPEUTAS; COCINA NATURAL Y EUROPEA; AMPLIOS AMBIENTES Y PILETA CLIMATIZADA. AHORA, EN MAR DE LAS PAMPAS, EL DESCANSO DURA TODO EL AÑO.
 
1266-777-altue1.jpg
1266-392-altue2.jpg
AL FINAL DEL BOSQUE. AL COMIENZO DEL SOL. Altué es un lugar para llegar en pareja, en familia o con amigos: todos encontrarán una unidad ideal para disfrutar de lo mejor de un rincón soñado que, pasada la temporada de verano, se renueva para recibir a sus huéspedes con nuevas alternativas para relajarse y disfrutar de la naturaleza. Altué está en un lugar privilegiado que actúa de límite natural entre Mar de las Pampas y Mar Azul. Un área elevada con el océano ahí nomás: una playa inmensa y prácticamente dispuesta para disfrutarla en cualquier momento.
La construcción del hotel se realizó en base a las características arquitectónicas de la zona: materiales cálidos y nobles, piedra y madera, en un diseño contemporáneo, dibujado por líneas puras que interactúan con la naturaleza y despliegan los distintos volúmenes con una amplia generosidad en todos los ambientes. En su concepción se siguió un precepto básico: respetar la intimidad de los pasajeros; por eso, no hay pasillos y sólo cuenta con áreas comunes para la recreación, entre las que se destaca su exclusivo Spa, su piscina descubierta y climatizada, el solarium y el área para chicos con personal especializado.

LA PLAYA Y EL BOSQUE EN INVIERNO. Según cuenta Gabriel Hadad, su dueño, la idea para el invierno es poder descansar entre las bellezas naturales del lugar con todas las comodidades de un hotel de primer nivel que, aunque alejado del bullicio de la ciudad, está lo suficientemente cerca como para poder hacerse una escapada.
“Estamos alejados, pero lo suficientemente cerca como para venir a pasar un fin de semana o cuatro días, que es lo que hacen muchas personas y familias en temporada baja”, cuenta Gabriel mientras explica que el hotel también tiene conexión WiFi y todas las comodidades para aquellos que no pueden separarse de su notebook ni por un minuto. Para todos, Altué se presenta como un lugar único.
“En el invierno nos posicionamos como un cinco estrellas con menos habitaciones, un servicio súper personalizado y la tranquilidad de saberse solo con el bosque, el mar y la naturaleza, explica Gabriel. La idea es disfrutar del invierno y poder realizar otras actividades: está el bosque para caminatas, el incomparable Spa para los mimos personales, la pileta climatizada y todas las habitaciones con hogar a leña y parrilla propia para disfrutar adentro calentitos”.

También tenemos una panadería, en la que, con elaboración propia, fabricamos de forma artesanal manjares dulces para la tarde”, se entusiasma Gabriel, sabiendo lo placentero que es tomarse un té con delicias recién salidas del horno con una vista maravillosa. Y fuera de las actividades del día, a la noche el servicio de cocina es de lo más requerido: “Tenemos cocina casera para todos aquellos que quieran sentirse como en casa, en la que preparamos cualquier tipo de platos, hasta aquellos que nos recuerdan a nuestra abuela, pero en la comodidad del hotel”, sonríe Gabriel.
Este año estamos estrenando un programa de beneficios especiales para la temporada fría denominado ALTUÉ COOL SEASON. Consiste en suplementos al servicio que en verano, por tratarse de la temporada alta, no se pueden ofrecer. Este programa está compuesto por varias opciones, entre las cuales se destacan un Servicio de Asador Personal (un especialista que prepara a pedido y a la hora deseada un suculento asado en la parrilla del huésped), o el Swiss Dinner, una cena típica con buenos vinos argentinos y una sensual Raclette suiza, exquisita en pleno invierno y con el hogar encendido.
Pero además de un entorno paradisíaco y una infraestructura de primer nivel, Altué cuenta con el único Spa de Mar de las Pampas, con todos los servicios que uno pueda soñar para desenchufarse de cualquier problema.

EL ÚNICO SPA. Mar de las Pampas se caracteriza por “vivir sin prisa” y, dentro de la paz que reina en estas playas, hay un sólo lugar donde lograr que el relax sea completo: el Spa de Altué. Se trata de un ambiente zen, moderno y gratificante, con una piscina cubierta y templada. También hidromasaje grupal, caldarium, hammam, sauna, salas de relax y salas de masajes. Además, claro, terapeutas con gran experiencia y toda la calidez que caracteriza al lugar. Entre sus tratamientos hay masajes holísticos, reflexología, descontracturante con piedras, drenaje linfático, revitalizante y effleurage, entre otros.
Pero si hay algo que caracteriza a este Spa es su exclusivo winetherapy que, como explica Gabriel, se realiza en un tonel de Roble francés directamente traído de una bodega de la provincia de Salta. Un tratamiento de vanguardia pensado por especialistas: la vinoterapia -o winetherapy, es, hoy en día, uno de los tratamientos más efectivos que existe, ya que sus aportes para alcanzar elasticidad, juventud y firmeza en la piel son realmente grandes. La uva por ser rica en vitaminas A, C y E es particularmente benéfica. Además es antiinflamatoria, desintoxica el cuerpo y mejora la circulación. Por eso Altué Spa ofrece la maravillosa experiencia de probar todos estos beneficios, realizados con los mejores productos y en un formato inolvidable.

STUDIOS & APARTS. El hotel está dispuesto de manera tal que puedan ir desde matrimonios con niños, grupos de amigos, hasta jóvenes parejas. Todos los espacios, divididos en Studios y Aparts, cuentan con cuidados detalles de confort que aseguran una estadía inolvidable, de esas que uno siempre quiere repetir. Hogar a leña, camas king, parrilla individual, baño con hidromasaje, cocina totalmente equipada con freezer y microondas, TV por cable, teléfono, WiFi, caja de seguridad y calefacción central con control de temperatura individual, para poder disfrutar del invierno en el bosque por más frío que éste sea...

En definitiva, en medio de uno de los lugares más tranquilos del mar argentino, exactamente allí, donde sabemos que no vamos a encontrarnos con más presencias que las que elegimos para nuestra compañía, una nueva opción lo ofrece todo para hacer un alto, descansar y después sí, seguir renovado.

www.altue.com.ar
Reservas | reservas@complejoaltue.com.ar


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg