Notas > TURISMO > Viaje a lo profundo del país - turismo rural
1359-890-banner.jpg
Con la crisis de 2001 y la imposibilidad de viajar al exterior como marco de fondo, las estancias se volcaron al turismo como un nuevo modo de sustento y abrieron sus puertas para recibir a todo el que quiera visitarlos. Hoy, a casi diez años de esa explosión, el agroturismo se perfeccionó y las opciones atraen cada vez más a visitantes extranjeros. Pasen y conozcan lo mejor en turismo de tierra adentro.
 
1359-387-extra1.jpg
1359-114-extra2.jpg
1359-66-extra3.jpg
1359-909-extra4.jpg
Turismo rural. Es una actividad turística que se realiza en un espacio rural, habitualmente en pequeñas localidades (menores a los 1.000 o 2.000 habitantes) o fuera del casco urbano en localidades de mayor tamaño. Las instalaciones suelen ser antiguas masías y caseríos que han sido reformados y adaptados, y son dirigidos familiarmente y ofrecen un servicio de calidad, en ocasiones por los mismos propietarios.

por JOSÉ MEDRANO

El encuentro con la naturaleza, la convivencia con su flora y fauna, la gastronomía regional, las diferentes culturas y el folklore; todo se suma a la hora de explotar el agroturismo en Argentina. Es que nuestro país se caracteriza por sus extensas regiones dedicadas a la producción rural, rincones olvidados por el hombre de la urbe y que ahora, redescubiertos, cobran protagonismo para el turismo.
Se trata de una versión que se perfecciona con ofertas como pesca, caza, cabalgatas, trekking, museos y todas las prácticas rurales: arreo de ganado, ordeñe de vacas, esquila de ovejas, señalada de corderos, yerra de vacunos y jineteadas gauchescas.
Los deportistas también pueden disfrutar de un partido de Polo o de Pato, y los que no, de guitarreadas con bailes folklóricos.
Los museos rurales constituyen otra opción interesante donde rescatar historias y tradiciones.
Argentina posee más de 500 establecimientos agroganaderos dedicados al turismo, de los cuales muchos han superado los200 años de historia. Los cascos de algunas estancias son reales mansiones de arquitectura de origen francés, italiano, inglés oc olonial, además de cómodas, bien equipadas y atendidas por sus dueños. En general, los campos se ubican en Buenos Aires y la Patagonia, aunque también las hay repartidas por el resto del país.

SENDEROS GAUCHOS.
El noroeste argentino ofrece un sinfín de atractivos agroturísticos: diversidad de paisajes que van desde las húmedas y soleadas selvas subtropicales a la aridez de la Puna jujeña, hasta valles y quebradas rodeados por cerros multicolores y pueblos coloniales revestidos de arquitectura religiosa. Además hay una gran variedad de actividades, aunque si de turismo rural se trata, se ofrecen todas las propias del campo: siembra, cosecha, visitas a tambos, safaris fotográficos, observación de aves, pesca, caminatas y cabalgatas. Éstas últimas, a más de 3.000 metros de altura, son asombrosas y se pueden realizar en un entorno de notable inmensidad. Pero en esta zona, como en pocas en el país, el gaucho y su tradición se mantienen vigentes. En la provincia de Salta, lugar ideal para largos paseos a caballo bajo aristocráticos cascos de estancia, el “Recorrido del Gaucho” es una actividad que no puede dejar de hacerse.
Es que en cada rincón hay una historia que contar; costumbres y tradiciones que valen la pena conocer. Por esto, el recorrido parte de la ciudad de Salta con rumbo sureste, e inaugura un circuito de gran valor histórico, con lugares como Finca la Cruz, Fuerte de Cobos y Posta de Yatasto, donde están marcadas las huellas de la lucha por la independencia nacional, que tuvo lugar entre 1810 y 1821. El gaucho es un símbolo cultural y por esto los municipios del sur salteño se reunieron en el 2006 creando “El Circuito Sur Sendero Gaucho” en honor a esos hombres que aún hoy atesoran tradiciones locales y se destacan por sus prendas: poncho rojo oscuro con banda negra, botas y sombreros de cuero, bombacha y chaquetas bordadas a mano. En ninguna otra provincia se puede vivenciar la cultura del gaucho como en la provincia de Salta, siempre presente en los festivales de destrezas, en el atuendo, en la gastronomía y el folklore.
Recomendados en Salta y Jujuy. Jujuy, con su patrimonion atural y cultural de gran jerarquía, ofrece alojamientos que permiten disfrutar a pleno lo mejor de la naturaleza y sus costumbres. El Caserío Jujuy es un alojamiento en el corazón de la Quebrada de Humahuaca que se compone de un grupo de cabañas inmersas en la más absoluta tranquilidad. El lugar está abierto todo el año y entre sus actividades se pueden realizar caminatas a sitios privilegiados como la Quebrada de los Piletones o el Paredón de los loros, además de cabalgatas a Hueco Escondido o la Vuelta de los Cerros. En Salta, Bodegas y Viñedos El Molino de Cachi reúne todas las condiciones para el mejor turismo rural con la ventaja de estar emplazado en la propia bodega, con lo que los huéspedes serán testigos de las bondades del vino desde el génesis de su elaboración.

ESTANCIAS Y PUEBLOS DE BUENOS AIRES.
Es la provincia con mayores habitantes del país y también con la mayor concentración de estancias rurales para visitar. Ya desde hace varios años estos maravillosos cascos ofrecen a turistas locales y extranjeros las posibilidades de sumergirse en la vida del hombre de campo con todo lo que esto significa. El éxito es hoy arrollador. Es por esto que también los pueblos decidieron sumarse al empuje del agroturismo y, junto a la Secretaría de Turismo de la Provincia, se creó el programa “Pueblos Turísticos”.
¿La idea? Incluir a las pequeñas localidades dentro de la oferta y ayudarlos a optimizar sus atractivos. Aquí también el resultado fue un éxito: los pueblos que hasta el momento integran este programa son Carlos Keen (Partido de Luján); Azcuénaga y Villa Ruiz (Partido de San Andrés de Giles); Gouin (Partido de Carmen de Areco); Uribelarrea (Partido de Cañuelas); Villa Loguercio -laguna de Lobos- (Partido de Lobos). Los pueblos, en la última Semana Santa, se reunieron y prepararon actividades culturales, concursos de pesca y actividades como cabalgatas, domas y peñas folklóricas. Sólo basta con visitar la página Web de la Secretaría de Turismo para conocer -al momento de ir-,c on qué nuevas sorpresas los pequeños grandes pueblos de la provincia asombrarán a sus visitantes.
Pero como sabemos que las vedettes continúan siendo las Estancias, dejamos un listado con las mejores ofertas.
Estancia de la Casa Normanda. A menos de una hora de la Capital Federal, en la localidad de Máximo Paz, se encuentra esta mansión de once habitaciones diseñada por Alejandro Bustillo en medio de un magnífico parque pensado, nada menos, que por el paisajista Carlos Thays. Se trata de un paseo rural, pero de lujo.
Se incluyen cabalgatas, paseos en carruajes, natación, vuelos en globo y un club hípico donde jugar al Polo. Si puede escaparse unos días, no lo dude.
La Laguna del carpincho. Esta estancia del siglo pasado se destaca por mantener la belleza del paisaje y de la casa como si el tiempo se hubiera detenido. De estilo francés y rodeado de un parque de 20 hectáreas, ofrece al huésped el señorío de una época de esplendor. Por ruta 7 a 250 kilómetros de Capital Federal: pescas, paseos en carruajes, cróquet y cabalgatas. La especialidad: asados y dulces.
La Presumida. A través de un acceso pavimentado, quien llegue a esta estancia respirará aire puro y podrá elegir la manera de pasarla bien. El lugar ofrece todas las opciones del turismo rural y se jacta de su gran asador criollo. Un lugar para descansar en medio de la amplitud y la infinita paz del campo bonaerense

PATAGONIA.
Esta región presenta dos paisajes de contrastantes características: montañas al oeste y mesetas que bajan hasta el Atlántico al este. Convivencia de estepa, valle fértil, lagos grandes y serenos, ríos torrentosos y bosques de extraordinaria belleza.
Sobre la Cordillera de los Andes las lengas, ñires y araucarias coexisten con lagos y glaciares y crean uno de los paisajes más espectaculares del país. Numerosos parques nacionales pueden ser visitados, en ellos se protege la fauna y riqueza paisajística, y se encuentran el Lanín, Nahuel Huapi, Los Arrayanes, Los Alerces, Lago Puelo, Francisco P. Moreno, Los Glaciares y Tierra del Fuego. En medio de estos parajes increíbles, la Patagonia se caracteriza por sus grandes extensiones de campo dedicadas a la producción ovina. Entonces el turista puede practicar la stareas típicas del campo disfrutando de los paisajes naturales.
Aquí se pueden esquilar ovejas, manejar manadas, visitar tambos, ir de pesca o caza, realizar cabalgatas o montañismo, navegar sus lagos, realizar safaris fotográficos o visitar las cuevas con pinturas rupestres. Las opciones son infinitas y varían segúndon de uno se encuentre.

Recomendaciones por provincias:
Neuquén.
La provincia es un paraíso por su belleza natural: volcanes, cerros, aguas termales, lagos y bosques. Establecimientos para visitar: Belwel, Las Tres Marías, Las Vertientes.
Río Negro. En su sucesión de playas, valles, montañas, nieve, bosques y lagos, la provincia cuenta con encantos naturales impresionantes que se pueden disfrutar en establecimientos como Bajo Hondo, Belvedere, Cabaña Heidi y Cabaña Paraíso.
Chubut. Cuenta con una de las mayores reservas de fauna marina del mundo y kilómetros de islas, islotes, cabos, golfos y playas tranquilas. Las ballenas de la Península Valdés pueden avistarse en toda la extensión marítima chubutense. Algunos establecimientos: Bella Vista, Choinkenilahue, El Deseado.
Santa Cruz. El Parque Nacional Los Glaciares de Santa Cruz es uno de los mayores puntos de atracción de nuestro país.
Además, la provincia conserva sitios de gran valor arqueológico y paleontológico. Algunos establecimientos: Alice / El Galpón, Alma Gaucha, Alta Vista y Cancha Carrera.

MARAVILLAS MISIONERAS. Con flora y fauna abundante, una historia fascinante (Jesuítico-Guaraní) y las majestuosas Cataratas del Iguazú, la provincia de Misiones es nuestra elegida para representar al noreste argentino. Dueña de un paisaje que combina vegetación virgen, ríos caudalosos y mucha vida salvaje, su tierra colorada esconde maravillas como pocos lugares del país, y del mundo. La vida de esta provincia se manifiesta donde explota su naturaleza: en sus impresionantes cataratas, cuya indiscutible belleza las convierte no sólo en la reserva ecológica más importante del país sino también en una de las más ricas y biodiversas del mundo. Por otra parte, cabe mencionar la grandeza de las misiones jesuíticas, que pueden verse en su mayor esplendor en una visita a las Ruinas de San Ignacio. En este sitio se puede apreciar el extraordinario ejemplo de una experiencia civilizadora inédita en nuestra cultura. Con paisajes inolvidables, se podrá optar por el descanso o la acción, y si ésta última es la alternativa hay aventuras en el agua y en la selva; visitas a las misiones y pueblos guaraníes; paseos por plantaciones de yerba mate y té; y sierras llenas de adrenalina que ameritan ser recorridas en toda su extensión.
Estancia recomendada: “La Chacra (de Misiones)”. Esta estancia fue fundada por un grupo de hermanos hace ya tres generaciones.
Con lo mejor de aquellos años, el lugar sumó todas las renovaciones para convertirse en una de las grandes opciones para nuestros días.
Entre sus actividades se ofrecen caminatas por las plantaciones de yerba mate que rodean el lugar (con participación en las cosechas); visitas al aserradero propio, donde se fabrican muebles con los pinos y eucaliptos de la zona; paseos a caballo y en bicicleta; y degustación y elaboración de dulces regionales.
Quien escribe se permite terminar esta reseña -y esta notaa cotandoque en este privilegiado rincón del país pasó lo smejores veranos de su vida y rinde homenaje a su abuelo, quien levantó esta maravillosa estancia argentina


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg