Notas > TURISMO > TURISMO - INDIA
1452-806-banner.jpg
ROMPE CON TODO LO CONOCIDO. Pareciera que cada vez son menos los destinos turísticos que generan sorpresas, pero India está ahí para demostrar que el asombro todavía es posible. Pero atención, no es un destino para cualquiera: desde las enormes distancias de un país del tamaño de un continente hasta los cuidados de salud e higiene hacen que este viaje sea para aquellos que realmente buscan nuevas experiencias. Si se está dispuesto a una travesía diferente: este artículo le puede interesar.
 
1452-380-extra1.jpg
1452-323-extra2.jpg
1452-197-extra3.jpg
1452-447-extra4.jpg
1452-187-extra5.jpg
1452-731-extra6.jpg
República de la India. Es un país ubicado en Asia del Sur. Es el séptimo país más extenso, y el segundo más poblado. Limita con el océano Índico al sur, con el mar de Omán al oeste y con el golfo de Bengala al este, a lo largo de una línea costera demás de 7.517 kilómetros. La India también limita con Pakistán al oeste; al norte con China, Nepal y Bután y al este con Bangladesh y Birmania.

por JOSÉ MEDRANO

India es el segundo país más poblado del mundo, con regiones de gran pobreza, historias milenarias, culturas híper espirituales y grandes metrópolis. Dentro de esta enormidad, existe lo que se llama el “Triángulo Dorado”: el circuito con mayores atractivos para los turistas de todo el mundo. Esta región está formada por la ciudad de Delhi, capital del país; Agra, donde se encuentra el célebre Taj Mahal; y Jaipur, la Ciudad Rosa de Rajastán. También son muy visitados sus desiertos, templos y ciudades como Bombay o Calcuta, que en esta oportunidad dejaremos de lado para concentrarnos en este triángulo que, sin dudas, empieza por su centro neurálgico: la capital.

DELHI Y SUS SIETE CIUDADES
Con calles atiborradas de gente; grandes templos y monumentos; una vorágine de autos, colectivos y hasta animales, Delhi recibe al turista que, si está en su primera visita, puede sentirse mareado. Pero para simplificar las cosas hay que decir que, en rigor, Delhi se compone de dos partes: Vieja Delhi y Nueva Delhi. Aparte de estas dos existen otras cinco antiguas ciudades que hoy en día son más históricas que otra cosa, con ruinas arqueológicas y murallas destruidas.
Old Delhi fue la capital de la India musulmana entre los siglosXVII y XIX, y es dónde están las mezquitas, monumentos y fortalezas en medio de calles laberínticas y sensación de caos. Nueva Delhi, en cambio, fue construida como capital del imperio británico en la India y es una ciudad abierta, de calles amplias, dónde están los edificios de gobierno y, claro, los hoteles. Es quizás el lugar más atractivo para los turistas y entre sus puntos obligados están el Parlamento, el India Gate (arco en memoria de la guerra), el palacio Presidencial, el Fuerte Viejo y su jardín zoológico. La vieja Delhi, unos dos kilómetros al norte, está más vinculada a las tradiciones: mayoría de población musulmana y viejas costumbres. Aquí lo más típico es visitar el Fuerte Rojo y la mezquita más grande del país, la Jami Masjid. Conozcamos más sus puntos obligados.
Fuerte Rojo. En 1638 se inició la construcción del Fuerte Rojo de la Vieja Delhi. Lo mandó a levantar el emperador Shah Jahan (el mismo que construyó el Taj Mahal) y no escatimó en recursos: mármol, piedras preciosas, alfombras, tapices, jardines... Aunque lo que hoy se ve es sólo una parte, ya que fue arrasado por un terremoto en 1719 y luego saqueado por los colonos ingleses. Parece milagro que aún quede algo por visitar, pero este palacio sigue siendo el corazón simbólico de la India: aquí se levantaronl as banderas de su independencia.
Templo del Loto o Casa de culto Bahá’i. Este edificio constituye una gran flor de loto de cemento blanco y mármol. Se terminó en 1986. Tiene nueve lados y siete estanques simbolizando el todo: la unicidad y la unidad. La flor de loto es el símbolo tradicional hindú de pureza y santidad. Hay unas 28.000 comunidades Bahá’i en la India dedicadas a promover su fe, la armonía y la paz mundial. A esta religión se la conoce como Bahaísmo. Y este sitio es de visita obligada por su impactante vista.
India Gate. Ubicada en el llamado “camino de los reyes”, la Puerta de la India es un monumento en honor a los soldados caídos en la I Guerra Mundial y las Guerras Afganas. Desde1971 se encuentra bajo el monumento una llama eterna, conocida como Amar Jawan Jyoti (la llama del guerrero inmortal), que marca la “Tumba del soldado desconocido”. La construcción es de un estilo colonial y tenía un monumento del rey Jorge V; que desapareció con la independencia del país.
Jama Masjid. Es una de las mayores mezquitas  de la India y el principal centro de culto para los musulmanes de Delhi. Situada frente al Fuerte Rojo, está en lo alto de una colina, lo que permite que la fachada se vea desde varios puntos. El edificio está rematado por tres cúpulas hechas en mármol blanco y negro consu extremo decorado con oro. En los laterales se encuentran dos torres de 40 metros a las que se puede subir por una escalera de 139 escalones. El patio principal tiene una capacidad de 25.000 personas y en su interior hay reliquias del profeta Mahoma: un pelo, una sandalia y la huella de su pisada.
Las periferias. Al norte de Delhi se encuentra el famoso Himalaya.Cachemira era una zona muy turística pero no es seguro visitar lazona. Sin embargo, otros puntos del Himalaya tienen potencial turístico, como el Uttar Pradesh, lugar de peregrinación. Al estede Delhi el río Ganges recorre núcleos poblados hasta llegar a la importante ciudad sagrada hindú Varanasi o Benarés, donde se puede contemplar todo la ceremonia alrededor del este río. La región de Kerala, en la costa oeste, es un lugar de descanso en medio de la naturaleza salvaje. Uno de los grandes atractivos de Delhi son sus interminables mercados, donde se puede encontrar objetos de cualquier lugar de la India, y si sabe regatear son muy baratos.

AGRA Y SU PALACIO
Se trata de la antigua ciudad del Imperio mogol fundada entre 1501 y 1504 por Sikandar Lodi, sultán de Delhi, que la convirtió en su capital. Entre los siglos XVI y XVII, la ciudad tuvo su máximo esplendor, al punto que este emperador ordenó construir el Taj Mahal en 1631, en honor a su esposa favorita: Shah Jahan.
Este imponente conjunto de edificios atrae a millones de personas de todo el mundo y es considerado un templo del amor y una joya de la arquitectura. Se estima que en su construcción participaron unos veinte mil obreros. El Taj Mahal combina elementos de la arquitectura islámica, persa, india e incluso turca y, aunque el mausoleo cubierto por la cúpula de mármol blanco es la parte más conocida, es en rigor un conjunto de edificios integrados.
Fue reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad y es una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.
Fuerte de Agra. También llamado Fuerte Rojo de Agra (no confundir con el de Delhi) está ubicado a orillas del ríoYamuna a poco más de 2 Km. del Taj Mahal. Fue construido en piedra roja y encierra en su interior un impresionante conjunto de palacios y edificios señoriales. Se  accede a través de “Amar Singh gate” y una vez dentro se ven a la derecha el “Jahangiri Mahal”, único palacio que data del reinado de Akbar y a su lado el “Khas Mahal” de mármol blanco y techo spintados, típico de la arquitectura de Shah Jahan. Es también considerado Patrimonio de la Humanidad y la fortaleza más importante de la India.

JAIPUR, LA CIUDAD ROSA
Es el destino turístico principal del Rajastán y se la conoce como la Ciudad Rosa por las coloridas fachadas de sus calles.
En esta ciudad se pueden ver exuberantes palacios y bazares antiguos ricos en joyas, tejidos y piedras preciosas. Si viaja en marzo puede ver un espectacular festival de elefantes, celebres por su estética hindú. ¿Qué visitar en Jaipur? Uno de de los sitios obligados es el Hawa Mahal, también conocido como el Palacio de los Vientos y ofrece sus mejores vistas al amanecer. En tanto la ciudad Palacio, hoy convertida en Museo (Sawai Man Singh) está cercada por altos muros y todavía parcialmente habitada por la Realeza. Existen pocos edificios más decorados en todo el país. El Jantar Mantar es un observatorio astronómico que hizo construir Singh, maharajá fascinado por la astronomía que inventó diversos artilugios para la observación del cielo.
Finalmente el Fuerte Amber es una de las visitas más típicas de la ciudad. Y sobre todo, el transporte hasta él: un clásico es alquilar un elefante y así subir cuesta arriba hasta llegar al fuerte. El pequeño viaje es toda una odisea: a veces es más difícil concentrarse en las vistas que en no caerse al suelo, pero lo vale. Amber es una fortificación que se eleva sobre una colina junto a un lago. Las vistas desde cada una de sus ventanas son impresionantes. En la primera plaza central, donde se deja al elefante, es maravilloso observar la gran cantidad de monos que se pasean entre los turistas. La entrada del Fuerte tiene una figura de su dios Ganesh, pero sí hay algo que destaca por todo el lugar son sus mamparas, desde donde las mujeres hindúes podían mirar sin ser vistas. Los espejos en su interior están incrustados en las paredes, lo que le da un toque brillante y oriental al lugar, por lo que también es conocido como el Palacio de los Espejos.

TIPS PARA VISITAR INDIA
Hoteles.
Los más económicos son realmente baratos si uno se aleja del centro turístico. Pero cuidado, ¡hay auténticas pocilgas! Una de las opciones baratas son los ashrams o centros de retiro espiritual, algunos de los cuales ofrecen un alojamiento imperturbable. En los intermedios se espera un sitio limpio y hasta con extras como aire acondicionado o ventilador de techo. Nota: en zonas calientes el aire acondicionado es imperativo. La mayoría de los turistas van a hoteles de lujo: algunos son antiguos palacios rehabilitados o modernas cadenas hoteleras. Algo menos conocidos, pero muy recomendables, son los viejos palacetes hindúes, muy elegantes pero con pocas comodidades.
Comida. La comida hindú tiene fama de picante y especiada y ambas cosas son ciertas. Gran parte de las recetas de la India son vegetarianas, aunque también hay buena carne y pescado. En general casi todos los platos se condimentan con curry. En los mercaditos callejeros hay mucha oferta gastronómica, pero hay que tener cuidado: son famosas las tortas en harina de garbanzo y la kebabs de cordero, pero conviene comer sólo las cosas hechas en el momento. Con la fruta no hay riesgo, pero hay que pelarla.
Salud. Si alguien se va a adentrar en la India profunda es mejor tomar precauciones: una preocupación es el agua, en general no es potable por lo que conviene sólo tomar agua embotellada y comprobar que tenga el precinto.
Vacunas. Para entrar a la India no exigen vacunas, pero se recomienda reforzar las siguientes: contra el tifus, la hepatitis A, el tétanos y la poliomelitis. Y especialmente contra la malaria, que está por toda la India. Consejo: siempre tenga un botiquín a mano.
El calor. Realmente puede ser agobiante: conviene tener siempre una botella de agua, protegerse del sol, llevar protector, repelentes y ropa cómoda. Después sólo disfrute.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg