Notas > TURISMO > RUSIA Moscú y San Petersburgo, bellezas imperiales
1594-799-banner.jpg
Fue la cuna de los más grandes escritores, músicos y artistas. Entre sus calles, ríos y canales se puede descubrir una vasta y apasionante historia de zares, guerras, amores y reconciliaciones. Su arquitectura de influencia francesa, italiana, holandesa y hasta modernista fue mutando hasta hacer hoy convivir maravillosos palacios con construcciones de vanguardia. En este recorrido, lo mejor de dos bellezas de imperio.
 
1594-11-extra1.jpg
1594-100-extra2.jpg
1594-684-extra3.jpg
1594-344-extra4.jpg
1594-226-extra5.jpg

por JOSÉ MEDRANO

RUSIA
ruso: Россия; tr.: Rossíya)
Formalmente llamada Federación de Rusia, es el país más extenso del mundo. Cuenta con una superficie de 17.075.400 kilómetros cuadrados, esdecir, más de la novena parte de la tierra firme del planeta, con una gran variedad de entornos naturales y relieves. Está formada por 83 sujetosfederales y es el noveno país con mayor población al tener 142.000.000 de habitantes. Es un país transcontinental ya que se extiende por todo elnorte de Asia y por una parte de Europa Oriental.

SAN PETERSBURGO
Sólo para variar de las muchas guías, vamos a comenzar por la segunda ciudad más importante de Rusia, pero considerada la “capital turística” del país. Se trata de un sitio fundado en el año 1703 por el emperador Pedro el Grande como nueva capital en el delta del río Neva. Llena de historia y con fuertes cambios políticos, San Petersburgo cambió de nombre varias veces por lo que también es conocida como Leningrado. Esta metrópolis de cuatro millones y medio de habitantes cautiva con su arquitectura, museos, palacios, parques, puentes y monumentos. Fue la capital del Imperio Ruso durante 206 años y planificada por los mejores artistas europeos, motivo por el cual tiene mucha influencia italiana, francesa y holandesa. Dentro de la ciudad se encuentra el río Neva con canales que la entrecruzan, lo que permite realizar turísticos paseos en barco. Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aparte de sus atracciones turísticas clásicas, se ha desarrollado una amplia oferta en diversión, restaurantes y compras. San Petersburgo ha sido lugar de inspiración de muchos escritores y músicos. Puede ser un lugar ideal para empezar a conocer la Rusia moderna, y su cultura en general.

¿QUÉ HACER?
Para comenzar el recorrido diríamos que simplemente pasear: por sus calles verán deambular a personajes de Fiódor Dostoievski, palpitarán historias centenarias y verán en sus museos, palacios y catedrales lo mejor de una cultura forjada por zares.
Una de las visitas obligadas es el Museo Hermitage, el mayor en toda Rusia, y uno de los más famosos del mundo. Este coloso ocupa cinco edificios unidos (el Palacio de Invierno, el Teatro de Hermitage, el Hermitage Pequeño, el Hermitage Viejo y el Nuevo Hermitage) y conserva más de dos millones y medio de objetos de los pueblos de Europa y Oriente de tiempos remotos a hoy. Su historia se inicia cuando Pedro el Grande adquirió varias obras de arte, entre las que estaban el David despidiéndose de Jonatan, de Rembrandt y la escultura de La Venus de Táurida. El Palacio de Invierno, que pasó a formar parte del museo en el año 1922, fue durante dos siglos la residencia principal de los zares. Aunque sugerimos recorrerlo entero, recomendamos visitar la sala Malaquita, quizás la más bella por estar decorada por completo con, como su nombre lo indica, malaquita de los montes Urales.
Pero hay mucho más para conocer. La Fortaleza de Pedro y Pablo es un lugar básicamente ineludible: es el núcleo de San Petersburgo, donde literalmente empezó la ciudad. Dentro de la fortaleza se encuentra la catedral del mismo nombre, con las tumbas de los zares rusos, incluyendo la del último zar Nicolás II con toda su familia. También cabe mencionar la Catedral de San Isaac, la más grandiosa de las iglesias de la ciudad: su altura es de 101,5 metros y se puede subir a lo alto para disfrutar de la vista panorámica. La Avenida Nevsky, las escolleras del río Neva y los canales Moika, Griboedov y Fontanka son otros lugares recomendados. Y, por supuesto, no hay que dejar de visitar la zona cercana a la Catedral de San Nicolás, con sus puentes sobre el Canal Kriukov, y el llamado “Barrio Dostoievski”.

BARRIO DOSTOIEVSKI
Así se conoce la zona del centro de San Petersburgo situada cerca del Barrio del Heno (uno de los barrios mas antiguos donde vivía “el pueblo”, a diferencia de los barrios aristocráticos). El célebre escritor habitó 20 casas distintas de la zona, elegidas especialmente sobre esquinas, al lado de la Plaza Sennaya y la Plaza de Vladimir. De esta manera, muchas residencias que leímos en sus textos eran reales y le sirvieron a Fiódor para “alojar” a sus protagonistas. Por ejemplo, los personajes de Crimen y Castigo vivían al lado del Canal Griboiédov; donde el torturado Rodión Raskólnikov vivía en Grazhdanskaya 19 (actualmente en la pared hay un monumento dedicado al autor). En cuanto al escritor, éste vivió en la calle Kaznacheiskaya entre 1864 a 1867, y fue ahí donde escribió aquella obra maestra. Además, el autor pasó sus últimos años en un departamento en el callejón Kuznechny, donde ahora se encuentra su museo. Quien se dé el tiempo de recorrer bien el barrio, lo encontrará todo. Imposible no visitarlo.

ZONA DESTACADA: “El Triángulo de Oro”
El atractivo principal de esta zona es la Plaza del Palacio con la Columna de Alejandro y el Arco del Estado General. El nombre de la plaza se debe a que allí se encuentra la residencia de los zares rusos: el Palacio de Invierno (parte del museo Hermitage). Al lado está el Almirantazgo y el Puente del Palacio que lleva a la Isla Vasílievsky. Desde la muralla del Palacio se abren maravillosas vistas; a la derecha, se observa el Puente de Trinidad y Campo de Marte; a la izquierda, la Plaza de los Decembristas, donde se encuentra el Jinete de Bronce. Desde la misma plaza, por la calle de los Millonarios, siguiendo la escollera del romántico río Moika, se pasa por la última casa del poeta ruso Alejandro Pushkin y el pequeño Canal de Invierno que recuerda Venecia. En el punto donde el río Moika se junta con el Canal de Griboiédov, se encuentra la famosa iglesia de Jesús Cristo Salvador sobre la Sangre Derramada, con un mercadito turístico al lado y el jardín Mijáilovsky, ideal para un agradable paseo. Próxima está la Plaza de las Artes, con el Museo Ruso (muy recomendado para los interesados en conocer la historia del país), el Museo Etnográfico, el Teatro Mijáilovsky, la estatua de Pushkin, la filarmónica y el Gran Hotel Europa. En los lados del río Fontanka se encuentra el Jardín de Verano, el Palacio de Verano y el Castillo de Miguel, construido por el emperador ruso Pablo I, hijo de Catalina la Grande, donde éste vivió sólo 40 días al ser asesinado por un complot. También en esta zona están las peatonales (con muchas cafeterías y monumentos importantes) y la Malaya Kuniúshennaya (con un reloj-barómetro y la iglesia sueca). Es, para cualquiera que diga que viajó a San Petersburgo, un lugar de visita obligada.

TIP FINAL
Es muy recomendable hacer un paseo en barco por los canales o por el río Neva, especialmente cuando baja el sol, para descubrir sus dostoieskianas “noches blancas”. El levantamiento de los puentes y la impresionante iluminación nocturna de San Petersburgo es algo que no tiene comparación. Los puentes que unen las orillas del río Neva se levantan en las noches de verano durante varias horas para dejar pasar a los barcos mercantes, convirtiéndose en un espectáculo único de la ciudad. Los turistas lo esperan en los malecones del río y organizan excursiones y paseos para poder verlo desde el agua. Claro que esto se hace en verano ya que en invierno todo está congelado.

MOSCÚ
Ahora sí entramos en la majestuosa capital de la República Rusa, rodeada por colinas, surcada por el Río Moscova, considerada desde siempre la “Santa Madre” de los rusos y el núcleo económico, político y cultural del país. Es una ciudad en la que late la historia con el paso de los minutos, al punto de que fue tan drástica su metamorfosis que ya no se parece en nada a la monocorde capital de los Soviet. En esta megalópolis se invirtieron cifras astronómicas en la refacción de los hermosos palacios del centro, la reconstrucción de cúpulas de centenares de iglesias, la sustitución de las estrellas rojas por el águila y, sobre todo, para reestablecer a uno de los símbolos más reconocidos de la renovada grandeza moscovita, la gran catedral de Cristo Salvador, derrumbada por Stalin. La impactante arquitectura moscovita es la principal atracción de la ciudad: el Kremlin, la Plaza Roja, los museos y las catedrales contribuyen a bosquejar un paisaje imponente.

El KREMLIN Y LA PLAZA ROJA
Emplazado en el corazón de Moscú sobre una terraza al norte del río Moscova, el Kremlin es el monumento histórico por excelencia de la ciudad. Construido en 1156, con una muralla de piedra de 21 metros de altura, coronada por diecinueve torres, rodea el triangular complejo de antiguos palacios, edificios religiosos y otros monumentos, algunos de los cuales datan de la Edad Media. El Gran Palacio del Kremlin, finalizado en el año 1849, es la estructura más impresionante dentro del recinto. Otros palacios notables son el Palacio Granovitaya (1491) y el Terem (1636). En su comienzo, el Kremlin de Moscú tenía dieciocho torres, número que se amplió a diecinueve en el siglo XVII. Las torres tienen una gran planta cuadrada, excepto tres de ellas, que poseen planta en forma circular. La más alta de éstas es la llamada SpassKaya que alcanzó su altura actual de 71 metros en 1625. El recinto delimitado por la muralla del Kremlin cuenta, además, con cuatro catedrales. El gran complejo arquitectónico, antes la residencia del poder del zar, es utilizado actualmente como residencia oficial del presidente de la Federación Rusa.
Pero más allá del Kremlin, y exactamente a su lado, se encuentra la segunda gran maravilla de esta inmensa capital: la Plaza Roja (Krásniy Plóshtad -su nombre ruso). Krásniy en el idioma antiguo ruso quiere decir bello o rojo. La “Bella Plaza” o “Plaza Roja” es hoy el corazón de la capital rusa y de todo el país. Se extiende a lo largo de 695 metros de longitud y 130 de ancho y, a lo largo del muro, ocupa un área de casi 70 mil metros cuadrados. En épocas anteriores, en la plaza se realizaban diversos eventos, tanto religiosos, como laicos y desfiles militares. Los monumentos más importantes que se encuentran en la Plaza Roja, son el Patículo, el monumento a Lenin y las tumbas de reconocidos rusos tales como Stalin o Yuri Gagarin, el primer hombre en el espacio. Pero si hay una construcción que se destaca por encima de todas, es la catedral de San Basilio, conocida a lo largo del mundo por su peculiar arquitectura y reconocida como imagen de la Plaza Roja. La catedral fue ordenada construir por el Zar Iván el Terrible para conmemorar la conquista de Kazán en 1555. Su obra fue tan celebrada que ordenó arrancar los ojos al arquitecto para que no pudiera construir otra igual. El nombre lo debe a que su construcción se realizó encima de la tumba de San Basilio el Bendito. Como último edificio importante, podemos destacar los almacenes GUM, uno de los centros comerciales más grandes de Rusia, que fue inaugurado en 1893.

MUSEOS IMPERDIBLES
El museo Estatal de Pushkin es el segundo en importancia entre los museos del arte europeo en Rusia, luego del mencionado Hermitage. El reconocido profesor de la Universidad de Moscú I, Tsvetaev, fue quien fundó el museo en 1912. Tenía total convencimiento de que el establecimiento tenía la capacidad de educar a la gente. Tan grande fue su empeño que se le concedió un terreno en el centro de la ciudad, no muy lejos del Kremlin. Tuvo desde su fundación un especial interés por la escultura clásica. En el año 1924 el gobierno soviético toma la decisión de ampliar el imponente museo con nuevas obras y lo consigue mediante la nacionalización de colecciones que ya tenían exis-tencia. El museo es una colección de diversas obras de arte, pues en ella se encuentran obras desde tiempos remotos hasta nuestros días. La Galería Tretiakov, actual museo de arte nacional, se remonta al año 1860, en el que el señor Pavel Mijailovich Tretriakov comenzó a colgar las obras que tenía en los salones y habitaciones de su residencia en Moscú. Año tras año su colección se enriquecía con docenas de piezas procedentes de exposiciones y estudios de artistas, esto hizo que el mecenas tuviera que realizar en 1872 la construcción de un edificio, próximo a la casa, para albergar su colección. A fines de 1890, la galería Tretriakov rondaba con sus 20 salas la vivienda del coleccionista. El museo fue entregado a la ciudad de Moscú en 1892 y custodia hoy más de 100.000 piezas.

TIP FINAL
El subterráneo de Moscú es una obra de arte bajo tierra; las estaciones parecen palacios. Probablemente es el más impresionante del mundo, parece más bien un museo subterráneo antes que un sistema de transporte. Cada estación está diseñada de una manera especial para conmemorar algún hecho histórico o en honor a algún héroe. El metro fue construido originalmente en los años treinta, y no solo fue concebido como un medio de transporte, sino también para servir como gigantesco refugio subterráneo en caso de un bombardeo sobre Moscú.

CONSEJOS PARA EL TURISTA
La moneda rusa es el rublo (Rbl) y en un dólar hay 28 rublos aproximadamente. Los billetes vienen de 1000, 500, 100, 50 y 10, y las monedas de 5, 2 y 1. Son datos que conviene saber de antemano. También es muy importante no tomar agua de la canilla, ni siquiera para lavarse los dientes. Consulte al médico para vacunarse contra la difteria, el virus tifoideo, y la hepatitis A y B.
Con el fin de la Unión Soviética, el crimen aumentó en toda Rusia, sin embargo, con las precauciones normales será suficiente, tales como no andar con objetos de mucho valor o evitar caminar de noche a través de calles oscuras o por los parques de la ciudad.
Recomendación final: no tome taxis sin marca.



Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg