Notas > AUTOS & ESTILOS > RENAULT FLUENCE
1668-702-renaultbanner.jpg
UN NUEVO REFERENTE EN EL SEGMENTO. Cuando la columna fue a retirar el Fluence de Renault Argentina la primera sensación fue: un auto imponente, da la impresión de ser más grande de lo que verdaderamente es: mide 4,62 metros pero la enorme trompa y la cola levantada hacen el resto.
 
por CARLOS DANIEL ARENA

La trompa si bien es de diseño dinámico, no impacta tanto como la cola, mientras que el pequeño alerón adosado a la tapa del generoso baúl de 530 litros de capacidad le otorga un aire deportivo. El diseño tiene una cintura alta y la caída del techo hacia el baúl en su parte fina es muy similar a la del Mégane II.
El interior es elegante y sobrio, sin estridencias (lo que aplaude y valora la columna). Las terminaciones son buenas pero habría que revisar algunas rebarbas de los plásticos: en un auto de su segmento y precio esto es inadmisible.
El interior es confortable y el escriba con su gran volumetría se sintió cómodo al volante, lo mismo va para las personas que viajan en el asiento trasero, ya que tiene buen espacio para las piernas, pero si son altas, el voladizo inclinado del techo hacia la parte trasera los obligará a viajar con la cabeza justo en el techo; y después de unas horas de viaje esa posición se siente: el escriba probó ir en el asiento trasero: entra justo, justo.
La versión que probó A&E fue la full con caja de velocidad automática con variante continua CVT, lo que hace que tenga relaciones muy largas y por consiguiente su funcionamiento es perezoso. Esperemos poder probar una unidad con caja manual. El conjunto motor caja es de Nissan y permite llevar al Fluence a una velocidad máxima de 195 km/h, consumiendo 11,1 litros en la ciudad y 7,1 en ruta a 120 km/h constantes.
El comportamiento en ruta del Fluence es bueno, debido a lo mullido de sus suspensiones. En curvas veloces y de radio constante se comporta a la perfección siendo escasa su tendencia al rolido.
Cabe consignar también que la recuperación de su planta de poder es excelente: si tiene que pasar a un vehículo de gran porte solamente hay que levantar un poco el pie del acelerador, y cuando está ya preparado el sobrepaso; simplemente apretarlo a fondo que la buena tenida del Renault Fluence y el motor Nissan harán el resto, aún con el auto cargado con cuatro pasajeros y equipajes. En este último caso, tomando las debidas precauciones, pero subrayamos la excelencia del conjunto planta de poder y caja de velocidades.
La visibilidad es buena y la dirección es suave y precisa. Su equipamiento en la versión testeada por la columna es completo y la garantía ofrecida por la gente de Renault es de tres años. Falta la versión diesel como hay en Europa. El Fluence es un mediano que entra en la madre de todas las batallas en un segmento altamente competitivo por la cantidad y calidad de sus rivales.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg