Notas > TURISMO > TURISMO - CIUDADES MUSEO
1940-119-banner.jpg
En esta oportunidad elegimos recorrer aquellos lugares que sorprenden con sus bellezas al aire libre, en donde se respira la historia, donde han ocurrido los hechos más relevantes de la humanidad. Son cuatro paradas cercanas entre sí y reconocidas internacionalmente.
 
1940-861-extra1.jpg
1940-779-extra2.jpg
1940-825-extra3.jpg
1940-232-extra4.jpg
1940-370-extra5.jpg

por JOSÉ MEDRANO

Museo: es una institución pública o privada, permanente, con o sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y abierta al público, que adquiere yexhibe, con propósitos de estudio, educación y deleite colecciones de arte, científicas, etc., siempre con un valor cultural. Los museos exhibencolecciones, es decir, conjuntos de objetos e informaciones que representan algún rubro de la existencia humana.

ROMA

Sí, todos los caminos conducen a Roma, la ciudad museo porexcelencia donde la historia se hace presente en cada calle, encada plaza, en cada rincón. Este recorrido abarca la historia de laciudad, desde sus ruinas antiguas a la Roma barroca; de sus callesmás comerciales a sus espacios verdes.
Y sin duda hay que empezar por el Coliseo, este monumento quecontinúa siendo el símbolo de la ciudad a pesar de sus más dedos mil años de historia. A pocos pasos está el Arco de Constantino,el arco de triunfo romano más famoso. Si se sigue por la Via dei Fori Imperiali se llega al Foro Romano, la antigua plaza de Roma; cruzando la avenida se puede admirar el área arqueológica de los foros imperiales. Al final de la avenida, llegando a la plaza Venecia, aparece la Plaza del Capitolio, centro de la institución local desde el siglo XII. Desde la espléndida plaza creada por Miguel Ángel se puede acceder a los Museos Capitolinos, uno de los museos más antiguos del mundo. Desde acá, y pasando por la Vía del Corso, se llega al Panteón, antiguo templo dedicado a todos los dioses, una maravilla de la arquitectura de todos los tiempos. En dirección al río Tíber, se encuentra una de las plazas más encantadoras de la Roma barroca: Plaza Navona. La plaza cobró el aspecto actual durante el período barroco gracias a la construcción de la Fuente de los Cuatro Ríos de Bernini, y a la edificación de la iglesia Santa Inés en Agone y del palacio Doria-Pamphili, en los que colaboró su rival, el igualmente famoso Borromini. Hacia la Vía del Corso se descubren otros dos lugares únicos en el mundo: la impactante Fontana de Trevi y la Plaza de España. El espectacular efecto que produce este lugar no se vislumbra gradualmente, ya que ninguna de las calles que desembocan en ella permitirán distinguirla en el camino; será el ruido del agua el que avisa que se está cerca, aparece de repente y sorprende. La Plaza de España está en unade las zonas más elegantes del centro histórico y su majestuosa escalinata, creada en el 1700, es escenario de desfiles de todo el mundo. Pero estos no son todos los imperdibles del recorrido por Roma, aún hay más.

Ciudad del Vaticano.
Microestado de Roma donde es imposible no visitar la espléndida Basílica de San Pedro y la famosísima Capilla Sixtina; no existe fotografía que capte el impacto que genera tanta monumentalidad. De más está decir que se deben visitar los Museos Vaticanos con las obras de los más grandes artistas de todos los tiempos. En sentido inverso a la Plaza San Pedro se llega al castillo Sant’Angelo, la fortaleza de los pontífices edificada durante la Edad Media. Pero no todo es piedra en Roma, se puede seguir hacia el barrio Trastevere, ideal para un paseo relajado entre sus callecitas y plazas típicamente romanas, donde hay una gran variedad de restaurantes y lugares donde pasarla bien.

Villa Borghese.
Uno de los parques más grandes de Roma, con amplios jardines y diversas edificaciones donde se encuentra la Galería Borghese, museo de arte en el que se pueden admirarlas obras maestras de artistas de la talla de Caravaggio, Canova, Bernini y más. Además, se puede recorrer el parque en un trenque pasa todos los días y para en la entrada del museo.


PARÍS

La llamada Ciudad Luz es la capital de Francia y uno de los destinos más atractivos y buscados de Europa. Visitarla es una experiencia inolvidable y ejerce una atracción irresistible sobre sus visitantes; por la belleza de sus construcciones en los márgenes del Sena; por sus cuidadas perspectivas; por la magnificencia de sus iglesias góticas; por el tejido de sus calles en la orilla izquierda; por el esplendor de los grandes boulevares en la derecha; por la atracción de la alta costura y, por supuesto, por la bien ganada fama de su gastronomía. Ciudad Luz por dos razones: la luz de la razón y el conocimiento que emanaba el siglo XVIII y por serla primera en iluminar calles en el continente. Veamos qué es insoslayable al visitar París.
El símbolo de esta ciudad es, sin dudas, la Torre Eiffel. Construida para la Exposición Universal de 1889, es uno de los más conocidos iconos de la ciudad. Imponente y hermosa, subir hasta su cima es una experiencia que permite apreciar una vista inigualable. En la îlle de la Citée, la catedral de Notre Dame, de un gótico elegante y unos vitreaux tan bellos como famosos, todo el conjunto hace de esta iglesia una de las más maravillosas del mundo.Y si de arte y  belleza se trata, además de las mismas calles parisinas, el Louvre es su centro más importante. Este antiguo palacio se convirtió en uno de los museos más grandes de Europa por la enorme cantidad y calidad de arte que alberga.
Entre sus obras maestras se destacan La Gioconda de Leonardo da Vinci, La Venus de Milo, Victoria de Samotracia y Las cabezas de los esclavos de Miguel Ángel. El Louvre, junto a museos de visita obligada como el Quai D’Orsay, el museo Rodin, el museo Picasso y el Centro Pompidou que es el gran museo de arte moderno de París, su diseño es vanguardista al igual que las obras que allí se exponen.

Plaza de la Concordia.
De ocho hectáreas en el centro de Paris, fue pensada como marco para la estatua de Luis XV,y utilizada como basamento de la guillotina. Luego recibió el nombre actual y dio cabida al obelisco que se ve hoy. Desde allí se divisan con claridad la Asamblea Nacional, el imponente Arco del Triunfo de L’Etoile y los Campos Eliseos, principal arteria de la ciudad con restaurantes y negocios de lujo que van a terminar de enamorar al turista.
Otros lugares a visitar son los jardines de las Tullerías que junto con el Arco de Triunfo del Carrousel van a cortarle el aliento a cualquier visitante; la Défense, con su nuevo y estilizado arco; el palacio y los jardines de Luxemburgo, que agregan más encanto y variedad a lo que ya tiene esta gran capital. Y por último, el Palacio de Versalles, que si bien no queda dentro de Paris sería una picardía no visitarlo, su infinita belleza y su enorme historia hacen de este lugar un destino imperdible.


PRAGA

Es la capital de la República Checa y de la región de Bohemia. También conocida como la Ciudad de las Cien Torres o Ciudad Dorada. Visitar este lugar es como introducirse en un cuento de hadas o un museo al aire libre en donde todo lo que se ve alrededor son bellezas sin par. El ambiente medieval que envuelve a toda la ciudad escapaz de retrotraer a los turistas a tiempos inmemoriales.

El Reloj Astronómico.
Es la máquina medieval más conocida del mundo. Fue construido en 1490 por el maestro relojero Hanus y perfeccionado por Jan Taborsky. Se encuentra en el ayuntamiento de la Ciudad Vieja, pintoresco barrio de Praga. La leyenda dice que para que Hanus no repitiera su obra, los concejales lo dejaron ciego. El principal atractivo es el desfile de las figuras de los doce apóstoles que se produce cada vez que el reloj marca las horas. Las mejores vistas de la Ciudad Vieja se dan subiendo a la torre del reloj.

Plaza de la Ciudad Vieja.
Fue el centro de la vida pública de la ciudad desde la Edad Media. Acá se encuentra el edificio del ayuntamiento. En este lugar se pueden visitar las iglesias Nuestra Señora de Týn y San Nicolás. Se recomienda caminar por las calles de los alrededores que se conservan desde los inicios de la ciudad.

Puente de Carlos.
Es el monumento más famoso de Praga y en sus más de 500 metros de largo se pueden contemplar treinta estatuas. El puente en su momento funcionaba para el paso de carruajes y actualmente es peatonal. Recibe el nombre de su creador, Carlos IV, que puso la primera piedra en 1357. Muchas de las estatuas que se ven son copias ya que las originales están en el Museo Nacional de Praga y fueron construidas a principios del siglo XVIII.

Castillo de Praga.
Considerado la mayor fortaleza medieval del mundo. Se puede decir que la historia de la ciudad comienza con la construcción de este castillo en el siglo IX. Su situación estratégica lo convirtió en el centro del territorio, siendo la residencia de los reyes de Bohemia desde su fundación. Dentro del castillo se puede ver desde la catedral San Vito de estilo gótico, hasta edificaciones renacentistas y de visita obligada.Otras de sus maravillas son el Callejón del Oro, el antiguo Palacio Real, la Basílica de San Jorge y la Torre de la Pólvora.

Clementinum.
Es el segundo complejo arquitectónico más grande de la ciudad después del castillo. Su fundación data del siglo X y desde hace más de dos siglos alberga la Biblioteca Nacional. Actualmente también ofrece conciertos de órgano y música clásica.
Otros puntos importantes para recorrer en Praga son El Loreto, uno de los lugares de peregrinación más importantes de la República Checa, la Zona Josefov en donde se puede encontrar su famoso y antiguo cementerio que sin dudas sorprenderá ya que se estima que hay más de 100.000 cuerpos enterrados. También hay un paseo en este barrio que recorre las célebres seis sinagogas que aún están en pie y que desnudan la historia judía de Praga.


FLORENCIA

Este lugar es único y sólo puede definirse como la ciudad del arte. Ofrece al visitante los mejores museos y galerías, además de que cada calle, casa o negocio ofrece belleza e historia. Dueña de hitos irrepetibles en toda Europa como el maravilloso David de Miguel Ángel y la Basílica de Santa Maria Novella que es una de las iglesias más importantes de Florencia y está ubicada en la plaza de su mismo nombre, punto indispensable para conocer. Pero claro que no son las únicas razones, a continuación más motivos para querer conocer a esta auténtica ciudad museo.

Plaza de la Señoría.
Es la plaza más importante de Florencia. Está situada entre la Plaza del Duomo y el río Arno. Durante el Imperio Romano, la plaza contaba con una instalación termal. A principios de la Edad Media las termas desaparecieron y la plaza fue tomada paulatinamente por artesanos. Adoptó su forma actual a mediados del siglo XIII y fue pavimentada a finales del siglo XIV. Desde aquí se puede conocer el PalacioVecchio, el edificio más característico de la plaza. En su entrada se encuentran las esculturas de Adán y Eva, una réplica del David de Miguel Ángel, y Hércules y Caco. También se puede conocer la Logia dei Lanzi, un pequeño museo al aire libre. En sus soportales se encuentran diversas esculturas como El Rapto de las Sabinas o Perseo con la cabeza de Medusa. Sin duda, es uno de los mejores lugares de Florencia para sentarse y descansar.

Plaza del Duomo.
Es el principio y el fin de todo viaje a la ciudad. La vista conjunta de la catedral, el Campanile de Giotto y el Baptisterio de San Juan es, junto al Puente Vecchio, una de las imágenes más famosa de la ciudad. En la plaza también se encuentra el Museo dell’Opera del Duomo, lugar donde se exponen, entre otras cosas, las esculturas originales que adornaban los edificios de la plaza.

Ponte Vecchio.
Es uno de los sitios más representativos de la ciudad y el símbolo del romanticismo que inunda toda Florencia. Sus orígenes se remontan al año 1345 lo que lo convierte en el puente de piedra más antiguo de Europa. En los siglos XV yXVI sus casas colgantes estuvieron ocupadas por carniceros y matarifes pero, cuando la corte se mudó al Palacio Pitti, Fernando I ordenó cerrar las tiendas por el mal olor. Desde entonces las tiendas han sido ocupadas por joyeros y orfebres. Visitar el puente y conocer sus locales es uno de los paseos más encantadores para conocer a los florentinos.

Galería Uffizi.
Tiene una de las colecciones de pintura más ricas del mundo. Su sector más famoso es el referente al renacimiento italiano, con obras de genios como Botticelli, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael y Tiziano.

Galería de la Academia.
Es el segundo museo más visitado de Florencia después de la Galería Uffizi. La exposición fue abierta en 1784 para ofrecer a los alumnos de bellas artes material de estudio. Si por algo es famoso el museo es por tener en su interior la obra maestra de Miguel Ángel: el David, una escultura de mármol blanco de 5,17 metros de altura que representa a David antes de enfrentarse con Goliat. La escultura fue realizada entre1501 y 1504 en los talleres de la Opera del Duomo.



Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg