Notas > AUTOS & ESTILOS > IL SORPASSO - Probamos el nuevo FIAT 500
2299-738-sorpasso-banner.jpg
Clamoroso suceso a nivel planetario. Allá por los roaring sixties, una película italiana hizo furor en Europa y en Argentina se mantuvo meses en cartelera en el primer lugar de preferencia del público, de la mano del genial Dino Rissi, Vittorio Gassman y Jean Louis Trintignant, filmaron Il Sorpasso: una enorme tragicomedia que refleja la profundidad de la idiosincrasia italiana, donde aparece el original Fiat 500.
 
2299-683-sorpasso-extra1.jpg
2299-294-sorpasso-extra2.jpg
por CARLOS DANIEL ARENA

Aparte de ser un vehículo simpático, el 500 es de un diseño bien logrado: siguiendo las líneas generales de su antecesor aggiornadas al nuevo modelo, es todo un logro en cuanto a equilibrio y funcionalidad. Brillante suceso a nivel mundial.

El producto que cayó en manos del escriba es el que se fabrica de acuerdo a las normas de la autoridad de carreteras en EE.UU., mide 3,55 metros de largo y 1,64 de ancho, con una altura de 1,49 m y con una distancia entre ejes de 2,30 metros.
Lanzado pues en Europa en 2007, justo medio siglo después de la aparición del original en los happy fifties (1957). El 500 original se fabricó durante 18 años y Fiat produjo un total de 3,9 millones de unidades, marcando un hito en la historia posbélica del automóvil, que permitió movilizarse a millones de europeos. Indudablemente, la nostalgia está de moda. La primera imagen de lo que era el nuevo 500 la tuvo la columna en el Salón de París de 2008 (era un auto realmente bonito).
Llegan a estas feraces pampas tres versiones: la Cult, la Sport y la Lounge. Las ópticas delanteras y traseras tienen nuevo diseño, cambiando también el de los paragolpes. También fue modificado el portalón trasero para ubicar la patente americana, de distinto diseño que el europeo, agregándose también luces al costado de los paragolpes. Fueron cambiadas las suspensiones, elevándose el despeje en 10 mm. Las mismas fueron rediseñadas para las exigencias de la reglamentación americana.
La versión probada por A&E fue la Lounge equipada con la planta de poder 1.4 MultiAir de 16 válvulas, la que además de ser más potente (105 CV), debido a su diseño optimiza el consumo de combustible. Con aire acondicionado prendido todo el tiempo, la versión automática gastó en ciudad 8,8 litros cada cien kilómetros. En ruta la cosa cambia radicalmente: a velocidad constante 100/110 km/h el consumo se fijó en un promedio de 6,02 litros cada cien kilómetros.
El Fiat 500 es un auto citadino, y vaya si lo es: es el vehículo ideal para estacionar donde otros no entran, gracias a su dirección con asistencia. Asimismo, su despeje más elevado que el europeo le permite transitar con dignidad y sin problema las calles porteñas con sus sempiternos baches. Saliendo a la ruta, el 500 se mostró ágil, dinámico y veloz, teniendo en cuenta sus dimensiones pequeñas. Viajar en ruta es un placer. Si quiere viajar con guida da corsa, apriete el botón Sport, tendrá más dureza a la dirección y la respuesta del acelerador será más alegre. La velocidad final probada por A&E en kilómetro lanzado, la corrida final dio 169,245 km/h, y la aceleración de cero a 100 km/h es de 13,1 segundos.
La posición de manejo es buena, aún para un chauffeur de considerable altura como el escriba. La butaca y el volante son regulables en altura, con lo que nos sentimos plenamente a gusto, estando todos los mandos a mano. El panel de instrumentos de color crema es de un exquisito buen gusto y fue el comentario de gran cantidad de gente que se agolpó a verlo en la plaza de Concordia. El 500 es un auto para dos personas; atrás solo pueden viajar dos criaturas. El baúl tiene 185 litros de capacidad, cifra buena teniendo en cuenta sus 3,55 metros de largo. Además, los asientos pueden rebatirse, entonces la capacidad trepa hasta los 550 litros.
Tema aparte es la rueda de auxilio: es temporal (si fuese del mismo tamaño de las usadas para el rodaje, la misma ocuparía buena parte del baúl); ahora sí, sacarla es una operación complicadísima: está colocada debajo del chasis y para ello hay que tirarse al piso (no queda otra opción). ¿Se imagina a una dama tratando de cambiar una cubierta pinchada en un día de lluvia en pleno microcentro? En lo que le otorgamos un diez es en el equipamiento de seguridad. Como es un auto preparado para circular por los Estados Unidos, la aplicación de la misma es completa a tenor de las exigencias de las autoridades de carreteras estadounidenses. El Fiat 500 tiene todos los elementos de confort que usted imagine y solicite. Ofrece 13 colores de carrocería y 11 combinaciones para el interior.
Al escriba le gustó el nuevo Fiat 500, y le recordó el primer test que hizo de un vehículo en su carrera periodística, fue un 600 en el año 1964. También le trajo a la memoria los fabulosos 60 de Los Beatles, de las fantásticas películas italianas, las fiestas de largo y un viaje realizado en el fabuloso tren Settebelo, entre Milán y Roma, las carreras de la F2 en Vallelunga… Con esos pensamientos, dejó el 500 en la cochera de Fiat, y tarareando bajito el rock que servía de música de fondo a la película Il Sorpasso. “
…Guarda comme dándolo, guarda comme dándolo con il twist…”
¡Qué época inolvidable!

La elegancia no tiene época. Con evidentes líneas de los años 60 el Cinquecento asombró en cada semáforo en que se detuvo. Impone presencia.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg