Notas > TURISMO > TURISMO - 1987 VIAJE EN EL TIEMPO
2482-501-banner.jpg
Cuatro destinos y un cuarto de siglo.Hace 25 años se vivía la Guerra Fría, Hollywood cumplía sus primeros 100 años, el Canal de Panamá era centro de conflictos y Alfonsín juraba que Viedma sería la nueva capital del país. Recorremos cuatro lugares que fueron testigos de grandes momentos de nuestra historia reciente y les recomendamos qué sitios visitar para recordarlos. Un viaje en el tiempo de la mano de Clubs & Countries.
 
2482-263-extra1.jpg
2482-647-extra2.jpg
2482-566-extra3.jpg
2482-671-extra4.jpg
2482-843-extra5.jpg
2482-567-extra6.jpg
2482-615-extra7.jpg
2482-286-extra8.jpg
2482-887-extra9.jpg
2482-18-extra10.jpg
2482-541-extra11.jpg
2482-147-extra12.jpg

por JOSÉ MEDRANO

PANAMÁ: DICTADURA ALREDEDOR DEL CANAL
El “Viernes Negro” que se dio en Panamá el 10 de julio de 1987, fue el comienzo de una revuelta que culminaría con la invasión al país por parte de los Estados Unidos y que ocuparía buena parte de la política internacional de los años ochenta. Ese día, el régimen militar al mando del General Manuel Antonio Noriega y del Presidente Eric Arturo Delvalle, junto con sus seguidores, reprimieron con dureza una manifestación política convocada en la ciudad de Panamá por la Cruzada Civilista Nacional, que pedía el fin de la dictadura que oprimía al país.
Así, hace 25 años y en coincidencia con el nacimiento de esta revista, comenzaría un largo camino que terminaría en un reguero de sangre y que haría que nadie olvidara al canal que une al océano Atlántico con el Pacífico. Todos estos hechos hicieron que Panamá fuera un centro de conflicto, aunque hoy, 25 años después, sea un centro turístico digno de visitar y con insospechadas mejoras. Su célebre canal recibe a turistas de todo el mundo; sus gobernantes saben que la historia no debe repetirse y el lugar crece en pos de su gente y de las personas que llegan a conocerlo.
Con 80 kilómetros de largo desde el Atlántico al Pacífico, el Canal de Panamá está estratégicamente ubicado en la parte más baja que une Norteamérica con Sudamérica.
Funciona las 24 horas del día, 365 días al año y solamente cerró sus puertas al comercio mundial en dos oportunidades: en 1915, a consecuencia de un derrumbe y el 20 dediciembre de 1989, el día de la invasión.

Qué visitar. Hoy en día, Panamá cuenta con una moderna capital y una increíble vida nocturna que da la posibilidad de realizar compras, salir a disfrutar de su gastronomía, visitar casinos y decenas de bares. Además, a cuarenta minutos de la ciudad, hay tres Parques Nacionales, lo que convierte al país en un gran destino para el turismo aventura.
Su cercanía al mar es otro atractivo: en la capital está el Pacífico y, a dos horas, el MarCaribe. Todo esto sin contar su Canal, quizás el punto más emblemático y hoy convertido en una auténtica maravilla del mundo.
Una buena manera de conocer el Canal de cerca es haciendo la travesía en alguno de los mini cruceros que parten a diario, bien sea haciendo un recorrido a través de uno o dos juegos de compuertas, o realizando el trayecto completo de uno a otro mar, con posibilidad de dormir en las aguas del Canal, cerca del Río Chagres.
A lo largo de las costas de Panamá se entrelazan islas y se ofrece una diversidad de ambientes con arrecifes coralinos y palmeras cerca del Mar Caribe, mientras que en la ribera del Pacífico hay parajes marinos de belleza indescriptible, con playas de aguas tranquilas o sitios con olas perfectas para el surf.
Más de mil islas se agrupan en archipiélagos como el de San Blas, Las Perlas, Bocas y Coiba, creando escenarios espectaculares.
Ya sea para conocer su historia, surcar su canal, disfrutar de su capital o sumergirse en sus mares, Panamá es cada vez más buscado entre turistas de todo el mundo.

URSS, EL COMIENZO DEL FIN
Mijaíl Gorbachov, premio Nobel de la Paz del año 1990, es una de las figuras más destacadas y contradictorias de la política del siglo XX. Encabezó la Unión Soviética durante casi siete años y fue quien protagonizó el final del régimen. Fue justamente en1987 cuando se dieron los pasos definitivos para que la Unión Soviética dejara de existir como tal. La palabra clave para entender este proceso es “Perestroika” (“reforma”): más tarde llegarían el final de la Guerra Fría y la caída del Muro de Berlín. Aunque fue diseñada en 1985, la reestructuración económica llevada a cabo en la URSS por la Perestroika puso en práctica sus medidas más extremas dos años después.
En enero de 1987, el Plenum del Comité Central del Partido Comunista vería cristalizadas las reformas políticas de Gorbachov, incluidas las propuestas de varios candidatos para las elecciones y el nombramiento de personas externas al Partido en cargos gubernamentales.
Mayo de ese mismo año sería un mes de crisis: en un incidente casi increíble, un joven de Alemania Occidental, Mathias Rust, logró volar en una avioneta Cessna 172 hasta Moscú, atravesando las fronteras soviéticas sin ser detectado y aterrizando cerca de la Plaza Roja. Esto avergonzó a los militares soviéticos y Gorbachov hizo grandes cambios en Defensa. Las reformas económicas ocuparon gran parte del resto de 1987. Cercad e fin de año, el presidente soviético y el norteamericano Ronald Reagan, firmaron enWashington el tratado de eliminación de misiles nucleares de mediano y corto alcance (INF), primer acuerdo para reducir los arsenales nucleares, que condujo a la eliminaciónen 1991 de todos los misiles de ambas potencias. Con el paso de los años, llegaría el fin del enfrentamiento entre las que eran las dos potencias más grandes del mundo, una de las cuales desaparecería para siempre.
Hoy, Rusia, ya fuera de la Unión Soviética, es un país con una vastísima historia y lugares con recuerdos que merecen ser visitados.

¿Qué visitar en la Moscú soviética? La calle Arbat es una de las calles favoritas de Moscú y está repleta de souvenirs, muchos de los cuales recuerdan a la ex Unión Soviética. De hecho, en aquellos años, a través de la calle Arbat se llegaba a la casa de descanso de Stalin. En los años 60 decidieron hacerla peatonal, la primera de ese tipo en Moscú. Aquí se pueden conocer los monumentos arquitectónicos que están a ambos lados de la calle, como la iglesia de San Simeón (siglo XVII), santo patrón de la ciudad.
También vivieron allí escritores rusos muy conocidos como Gógol y Lérmontov. De febrero a mayo de 1831 vivió en la casa 53 Alexander Pushkin, poeta nacional ruso.
Delante de la casa se instaló una escultura de bronce que representa al poeta con suesposa Natalia Goncharova.
Promyshlennyi, en Rusia, es una ciudad que fue abandonada con la caída del régimen, luego de que se le cortaran los servicios y la electricidad y se retirara el apoyo del gobierno. La gente dejó la ciudad y atrás quedaron los edificios y las pertenencias. Hoy en día, restos de las cosas que poseían y los edificios se mantienen en buenas condiciones y se los puede visitar.
Balakava es una pequeña ciudad en la costa del Mar Negro que fue una vez base secreta de submarinos nucleares. Ni siquiera se podía visitar a los residentes sin un permiso especial del gobierno. Hoy en día, todos los submarinos se fueron, pero la base sigue intacta.
Otros sitios de interés son el silo de misiles soviéticos de Letonia, al lado del océano Pacífico(que existía por miedo a ataques japoneses), donde aún pueden verse antiguas bombas; la Isla Fortaleza en la costa de San Petersburgo o el complejo de minas no radioactivas en la región de Kyshtym. Del Estado Soviético quedaron muchas estancias; vale la pena informarse de las particularidades de la arquitectura soviética y, en caso de realizar un viaje, recordar que la ex URSS aún respira en muchos de los muros que sobrevivieron.

VIEDMA, LA CAPITAL QUE NO FUE
El 27 de mayo de 1987, el Congreso de la Nación argentina hace oficial la iniciativa de trasladar la Capital Federal a la ciudad de Viedma, al norte de la Patagonia argentina; una osada propuesta del entonces presidente Raúl Alfonsín que por momentos pareció factible y que con los años quedó trunca.
La ley 23.512 declaraba como Capital de la República a los núcleos urbanos erigidos y por erigirse en un futuro, en las ciudades de Viedma, Carmen de Patagones y Guardia Mitre. El nuevo Distrito Federal tendría una extensión total de 490 mil hectáreas. Dentrode este territorio federalizado también se encontraban comprendidos los pueblos de Cardenal Cagliero, San Javier y Balneario El Cóndor. El 21 de julio de 1987, a través del decreto 1156, la Comisión Técnica Asesora en Problemas Urbanísticos, Arquitectónicos y Ambientales es disuelta y su estructura administrativa se transforma en el Ente para la Construcción de la Nueva Capital - Empresa del Estado (ENTECAP).
Tras el mandato de Alfonsín, y con las dificultades económicas del país, el proyecto nunca se llevó a cabo, y fue desactivado por el presidente Carlos Saúl Menem. A pesar de esto, la ley 23.512 nunca fue derogada y, muchos años después, en 1999 Alfonsín sostuvo que, al estar vigente la ley de traslado de la capital, “cualquier presidente la mudaría con un decreto”. Hasta hace poco la idea aún circulaba y, el 31 de julio de2009, dos diputados presentaron un proyecto de resolución donde se solicitaba al Poder Ejecutivo que cumpliera con lo establecido en la ley y materializara el traslado, pero dicha resolución no fue aprobada por la Cámara.
Hoy, a 25 años de la propuesta de Alfonsín, Viedma incorporó a su denominación oficial el título de “Capital histórica de la Patagonia”, pero nunca logró ser la Capital del país, y posiblemente nunca lo sea. Al menos en el corto plazo.

Qué visitar. A pesar de no haberse conseguido el traslado de la Capital, Viedma tiene mucho que ofrecer para los turistas que quieran conocerla. Su puente Ferrocarretero, fabricado en Hamburgo, Alemania, y traído desarmado en grandes piezas por barco y por tren, se inauguró oficialmente el día 17 de diciembre de 1931 y es el único de su tipo en el mundo. Su manzana histórica está conformada por un grupo de edificios de fines del siglo XIX que lograron resistir la gran inundación de 1899 que devastó a gran parte de la localidad. Aquí se destaca la Catedral Nuestra Señora de la Merced y las instalaciones utilizadas por el Colegio San Francisco de Sales. Esta manzana y la Plaza Alsina fueron reconocidas como Monumento Histórico Nacional en el año 1987. La plaza está cercada por las calles Colón y Álvaro Barros; e Irigoyen y Rivadavia.
También es de visita obligada la Residencia de los Gobernadores, edificio que comenzó a construirse en 1920, y que logró conservar hasta hoy el mobiliario de estilo francés e inglés y sus características arquitectónicas regionales. También vale la pena visitar el edificio de la Gobernación de Río Negro y la Plazoleta del Barco Hundido.
Ya fuera de lo típicamente urbano, un clásico es el balneario El Cóndor. Se trata de una extensa playa que aporta una vista única del mar, ideal para disfrutarla desde el amanecer hasta la caída del sol. El Cóndor posee una mística muy especial que desde hace años convence a todo aquel que la conoce. Aquí se practica desde pesca deportiva hasta vuelo en parapente, windsurf o kitesurf. Además, la noche se convierte en lugar de encuentro,con variedad de bares, restaurantes y pubs a la vera del mar. Una auténtica maravilla.

HOLLYWOOD CENTENARIA
Hace 25 años, concretamente el domingo 1° de febrero de 1987 se celebraba en Estados Unidos el centenario de todo un símbolo del país: Hollywood. La meca del cine festejaba entre burbujas de champagne y el ferviente deseo de que la fábrica de sueños recuperara su vitalidad perdida. Durante 12 meses la comisión del centenarioque presidía el entonces alcalde honorario Johnny Grant festejaba la efeméride con espectáculos, programas de televisión, fiestas y eventos deportivos.
La historia de este lugar, que con el tiempo sería el centro mundial del cine, se inició el 1° de febrero de 1887, cuando un emigrante del estado de Arkansas llamado Harvey Wilcox registró su enorme rancho californiano con un nombre elegido por su esposa: “Hollywood”.
Cuando el cine empezó, Nueva York fue el principal centro industrial de producción, ya que allí tenía su sede la Compañía de Patentes de Thomas Alba Edison, que ejercía su monopolio sobre las cámaras de cine. Los cineastas que huyeron de este control se instalaron en la otra costa, dando lugar a los orígenes del imperio hollywoodeense.
En 1909 se construyó el primer estudio por orden del coronel William Selig, y en 1913 el legendario Cecil B. de Mille, en colaboración con Jesse Lasky, le dio el espaldarazo definitivo al rodar el primer largometraje de la historia hecho en Hollywood: The Squaw Man. En los felices 20, el star system producía en Hollywood unas 800 películas anuales.Fue una etapa llena de nombres legendarios que, como toda la industria del cine, se vio afectada a partir de los años 40 por la llegada de la televisión y las leyes antimonopolio.
La fuga de estudios y estrellas deterioró la imagen llena de glamour de Hollywood.
Para 1987 los más entusiastas aseguraban que el dinero volvería; otros, más pesimistas, pensaban que el esplendor no regresaría y que Hollywood se iría apagando. Hoy, 25 años después, es evidente que superó todos los escollos y continúa al frente en la producción de películas. La historia estuvo del lado de los que apostaron a que la industria no decaería.

Qué visitar. Hollywood Boulevard es la avenida más célebre de la ciudad de Los Ángeles; allí se encuentra uno de los sitios favoritos de los amantes del cine: el Teatro Kodak,donde se suele realizar la ceremonia de los Oscar. Caminando por sus calles se observan las enormes letras que forman la palabra Hollywood en el Mont-Lee. El Teatro Chino de Grauman también se encuentra en este boulevard y hay que decir que allí se presentan muy buenas obras. Las veredas del Hollywood Boulevard se conocen como el Paseo de la Fama, ya que allí están colocadas las estrellas con los nombres de más de 2100 celebrities de toda la historia del cine. Sin dudas este lugar es uno de los más visitados en todo Los Ángeles. Está situado exactamente entre la calle Gower y la Avenida La Brea.
Otro gran atractivo es el museo de cera de Hollywood, allí reposan las estáticas imágenes de cera y fibra de vidrio de decenas de artistas de renombre como Charlie Chaplin, Angelina Jolie y Marilyn Monroe, entre muchos otros. Pero el paso del tiempo no perdona ni a las estrellas, y se subastaron cerca de 200 figuras para sustituirlas por otras más modernas. Habrá nuevas películas representadas en el museo, como Indiana Jones o Transformers, y actrices como Penélope Cruz.
Por supuesto, ningún tour por Hollywood puede terminar sin hacer una recorrida por sus estudios de cine. Los más clásicos son Universal Pictures, 20th Century Fox, Warner Bros. o Metro-Goldwyn-Mayer. Pero sin dudas, quienes se llevan las palmas son los estudios Disney y Universal Studios que, en Lankershim Boulevard, organiza una visita en tranvía, con guías dignos de Hollywood. En el paseo, los visitantes “sufren” el ataque de naves espaciales, del tiburón de la película, o de un King Kong gigante. La visita incluye estudios de sonorización, camarines y las últimas técnicas utilizadas para crearlas espectaculares ilusiones de la cinematografía. Apto para todas las edades y especial para cinéfilos.



Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg