Notas > TURISMO > TURISMO - LIMA
3008-779-banner.jpg
La Ciudad Jardín - Es la principal puerta de entrada a Perú y uno de las ciudades más interesantes de Latinoamérica. Su centro histórico y arqueológico, su vida nocturna, sus museos y galerías de arte, sus festividades y tradiciones populares la convirtieron en una de las ciudades más visitadas en los últimos años. En este número, nos centramos en la perla de los virreinatos y el polo gastronómico del sur. Bienvenidos a Lima.
 
3008-113-extra1.jpg
3008-201-extra2.jpg
3008-286-extra3.jpg
3008-617-extra4.jpg
Por josé medrano

Lima “La Muy Noble, Insigne y Muy Leal Ciudad de los Reyes”, según reza su escudo de armas de 1537, es también llamada la “ciudad jardín”. Fundada por el conquistador español Francisco Pizarro el 18 de enero de 1535, fue sede de cuarenta virreyes españoles que se sucedieron en el Palacio de Pizarro durante 282 años y centro del mayor poder político de todas las colonias españolas en América. Pero Lima es también una moderna metrópoli con 8 millones de habitantes, todos los adelantos de la vida moderna y una infraestructura que atrae turistas de todas partes del mundo. Durante la colonia, la ciudad fue amurallada, para la protección de ataques piratas; esta zona es la que hoy se conoce como “El Damero de Pizarro”, “Lima Cuadrada” o “El Cercado” y corresponde al llamado centro histórico, quizás el primer punto a conocer.

EL CENTRO HISTÓRICO
Este punto de la ciudad logró conservar construcciones que por su inmensa belleza y joyas artísticas de incalculable valor le concedieron la declaración de “Patrimonio Cultural de la Humanidad. El centro de Lima es un área única con varios puntos en donde detenerse. La Plaza Mayor es el principal centro urbano de la ciudad y alberga en su perímetro los principales edificios de la época colonial. En el centro de este conjunto arquitectónico se luce una magnífica fuente ornamental de bronce de 1650 adornada con los escudos de Lima, España y del Virrey Conde de Salvatierra. Recientemente remodelada, es uno de los singulares atractivos del Perú. Dentro de esta plaza se destaca la Catedral, que nació el mismo día de la fundación de la ciudad y que, gracias a las posteriores reconstrucciones por terremotos, se mantiene intacta: el interior con sus altares, la Virgen de la Evangelización, la cripta con los restos del conquistador y el Museo de Arte Religioso la convierten en una visita imperdible. El Palacio de Gobierno no sólo fue el lugar elegido por el conquistador Pizarro para la construcción de su casa, fue también sede de todos los gobernantes del Perú, Virreyes y Presidentes hasta el día de hoy. Cada día, a las 11:45 am, se realiza el cambio de guardia a cargo de los “Húsares de Junín” en la explanada mayor. Finalmente, el Palacio Municipal, donde se ubicaba el primer cabildo, atesora una importante colección de pinturas coloniales peruanas, fotografías y las históricas actas de la fundación de Lima.
La visita al Centro Histórico se completa con la Galería de Arte Pancho Fierro y el Monumento a Tauli Chusco, en homenaje al último Cacique del valle de Rimac. Durante toda la visita se pueden encontrar hoteles, restaurantes, bares y centros comerciales. El corazón de Lima late fuerte en este lugar.

DISTRITO DE MIRAFLORES
Elegante, seguro y con una impresionante vista del Pacífico, este es uno de los más bellos sitios de Lima. Se destaca como zona residencial y comercial pero con un paisaje que se define por sus barrancos panorámicos sobre el mar, sus extensas áreas verdes entre los edificios modernos y algunas residencias señoriales de siglos pasados. Las escolleras de la costa y las avenidas interiores son ideales para recorrer en bicicleta o a pie. La vida nocturna de este distrito es una de las más vibrantes y en verano sus playas son únicas. Una vez aquí no hay que dejar de visitar el Parque Central, donde se encuentra la famosa Plaza Kennedy: artistas, músicos y artesanos dan vida a este parque brindando sus creaciones. Justo en frente está la milagrosa Iglesia de Miraflores y la sede de la municipalidad del distrito. La “Calle de las Pizzas” es un popular paseo nocturno en donde… ¡ya saben que comer! A la hora del shopping, Larcomar es un centro comercial ubicado en un acantilado con una espectacular vista al Pacífico y a las playas miraflorinas. Con 45 mil metros cuadrados, tiene cuatro niveles, más de 220 locales, 12 salas de cine, museo, teatro, restaurantes, discotecas y diversión para todas las edades. Pero si hay un punto de visita obligada en Miraflores es el célebre Museo del Oro del Perú, que se encuentra justamente en el interior de Larcomar. El Museo cuenta con ocho salas de exposiciones acondicionadas con la última tecnología y su muestra permanente ofrece piezas de oro, plata, platino y otros metales preciosos, pertenecientes a las culturas precolombinas.
Finalmente, la Huaca Pucllana es un impresionante sitio arqueológico que data del siglo VI pero que fue descubierto bajo un montículo de tierra hace menos de 40 años. Tiene seis hectáreas y es una de las construcciones precolombinas mejor preservadas de la ciudad. Nota: si van en pareja no dejen de visitar el “Parque del Amor”, un pequeño espacio verde frente al mar adornado con varias esculturas e inscripciones en medio de un mirador apto para románticos.

DISTRITO DE BARRANCO
Situado en la panorámica Costa Verde, sobre el Océano Pacífico, es el barrio más bohemio de Lima, famoso por sus actividades culturales, su vida nocturna y por ser el hogar de muchos artistas y escritores de la ciudad. Aquí es imposible no pasar por el “Puente de los Suspiros”, sin dudas la postal emblemática de Barranco. El primer puente se construyó en 1876 para unir los dos extremos de la quebrada: en 1881, durante la Guerra del Pacífico, las tropas chilenas destruyeron el puente, que debió reconstruirse en varias ocasiones. Hoy es un paseo clásico entre los enamorados. Los limeños dicen que si se cruza sin respirar, se cumple un deseo.
Junto al Puente de los Suspiros se encuentra la Iglesia “La Ermita”, icónica capilla del siglo XIX, la construcción más antigua de Barranco. También en este barrio se puede visitar la “Bajada de los Baños”, pintoresco sendero que conecta los acantilados con las playas de Barranco, y que en los orígenes del barrio era una quebrada natural por la que bajaban los pescadores de Surco. La Bajada está adornada por coloridas Bungavilias (enredaderas floridas de origen francés) y por lindas casas de principios del siglo XX. Por último, la Plaza San Francisco es un sitio de referencia, rodeado de típicas casas barranquinas: frente a la plaza se ubica la Iglesia San Francisco que, junto con el convento de igual nombre, fue declarado “Patrimonio Cultural de la Humanidad”.

DISTRITO DE SAN ISIDRO
Este sea quizás el más moderno y cosmopolita distrito de Lima: principal centro financiero y diplomático de la ciudad y área residencial de alto nivel económico. Su skyline de edificios altísimos cerca del mar, sus hermosas áreas verdes, sus tiendas y restaurantes de lujo y algunos tesoros históricos hacen de San Isidro uno de los paseos turísticos preferidos de Lima. Es también uno de los mejores lugares para alojarse, con excelentes hoteles ejecutivos y muy seguro tanto de día como de noche.
El Olivar de San Isidro es el corazón del barrio; se extiende a lo largo de 23 hectáreas, funcionando como uno de los pulmones de la ciudad. Declarado Monumento Nacional, el parque alberga más de 1500 árboles de olivo, especie existente en la zona desde 1560. Es una zona de recreación y paseo muy frecuentada por turistas y familias locales. La Basílica de la Virgen del Pilar es la más importante de las 158 iglesias existentes en San Isidro. Edificada en 1948, se destaca por el detallado estilo barroco del Altar Mayor. Lima es diversa y lo tiene todo: historia, diversión, naturaleza, playas y entretenimiento para todo tipo de turistas. Una ciudad latinoamericana que nada tiene que envidiarle a las clásicas urbes europeas. A la hora de pensar su próximo viaje, no dude en escoger esta bellísima ciudad jardín.

CAPITAL GASTRONÓMICA DE LATINOAMÉRICA
La gastronomía peruana es una celebración del Perú, un país donde el arte del buen comer destaca entre sus habitantes como uno de los signos más distintivos de su identidad. La ciudad de Lima fue declarada capital gastronómica de Latinoamérica gracias a la variedad y exquisitez de sus platos. Las técnicas precolombinas permitieron la preparación de sopas, guisos y pescados crudos; la colonización unida a la migración africana, china, italiana y japonesa, hicieron de la cocina peruana algo completamente único. En los últimos años surgió una revolución con la comida fusión, además de la utilización del cacao orgánico en la preparación de excelentes postres de chocolate y la gran difusión del café peruano. Pero el pescado y los frutos del mar son los ingredientes básicos para empezar a entender la comida peruana. No deje de probar los “tiraditos”, un pescado suave marinado, servido con cremas de ají amarillo o rocoto; la “parihuela”, una sopa de pescado y mariscos; el “arroz con mariscos” al estilo peruano o los ya clásicos y famosos en todo el mundo como la causa, el ají de gallina, el escabeche, el lomo saltado, el arroz chaufa y claro, el cebiche. Entre los postres, el suspiro limeño es imperdible. La comida peruana suele degustarse en forma de piqueo, vale decir, una serie de pequeñas porciones que dejarán a todos encantados. Si existe un motivo más para viajar a Lima, ese es su comida. De eso no hay duda.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg