Notas > TURISMO > TURISMO - Dubái
3118-755-banner.jpg
Lujo y modernidad en medio del desierto. Como testigo de que lo imposible existe, esta ciudad llamativa y ostentosa se erige en medio de la aridez del desierto con rascacielos de vértigo, complejos urbanísticos artificiales que le ganan terreno al mar y uno de los hoteles 7 estrellas más famoso del mundo. Un destino imperdible para los amantes del turismo de lujo.
 
3118-515-extra1.jpg
3118-216-extra2.jpg
3118-303-extra3.jpg
3118-497-extra4.jpg

Por Adriana Botta

Situada en la costa del Golfo Pérsico, en el desierto de Arabia, Dubái conforma uno de los 7 emiratos árabes. En las últimas décadas y gracias al descubrimiento y explotación de yacimientos petrolíferos, pasó de ser una ciudad subdesarrollada dedicada a la cría de ganado y recolección de perlas, a ser la de mayor crecimiento urbanístico del mundo.
Aún así y previendo que las reservas de petróleo se agotarán en algún momento, sus gobernantes impulsaron una fuerte promoción de la ciudad basada en un turismo de lujo capaz de sorprender a los más experimentados viajeros. Sus imponentes rascacielos, sus mega emprendimientos y el contraste entre el desierto y una ciudad futurista en constante desarrollo les han permitido posicionarse entre los principales destinos turísticos del mundo.

BURJ KHALIFA
(Burj = torre) construida en el 2010 es sin lugar a dudas el mayor atractivo de la ciudad. Esta torre de 828 metros de altura, es visible desde 95 km de distancia. Cuenta con 57 ascensores y 2 miradores, uno ubicado en el piso 124 a 442 metros de altura y el segundo en el piso 148 a 555 metros. Siendo actualmente el mirador más alto del mundo, permite tener la mejor vista de todo Dubái en 360 grados.
Al pie del Burj Khalifa, sobre un lago artificial, es posible admirar la fuente de Dubái que, con sus impresionantes aguas que danzan al ritmo de la música, sorprende con uno de los más fascinantes espectáculos de imagen y sonido. Diseñada por el creador de las fuentes del Hotel Bellagio en las Vegas, es la fuente más grande del mundo. Sus chorros de agua alcanzan los 150 metros de altura, un espectáculo que puede visualizarse a más de 20 kilómetros de distancia.

BURJ AL ARAB
Inaugurado en 1999, icono de Dubái, es uno de los pocos hoteles 7 estrellas del mundo. Situado sobre una isla artificial, localizada a 270 metros de la Costa, mide 321 metros de altura. Su forma, inspirada en una embarcación a Vela, cuenta con un helipuerto privado en la azotea, el cual fue utilizado como cancha de tenis para una publicidad en la que participaron Andre Agassi y Roger Federer. El interior del hotel, decorado con aproximadamente 1800 metros cuadrados de laminas de oro de 24 quilates, sólo puede ser visitado si se reserva en alguno de sus restaurantes. Disfrutar de un “indulgent afternoon tea” en el sky bar con vista de la palmera jumeirah, el golfo pérsico y la ciudad, es imperdible.

DUBÁI MARINA
Es sin lugar a dudas el distrito más moderno y sofisticado de Dubái. El lujo de sus rascacielos, sus elegantes restaurantes con terrazas panorámicas y su vibrante vida nocturna la convirtieron en uno de los sitios preferidos de sus visitantes. Una caminata por el Dubái Marina Walk permite apreciar el boom inmobiliario que la ciudad tuvo en los últimos años. Y si de excentricidades se trata, Dubái no deja de sorprender. La construcción de varios complejos de islas artificiales es parte de los proyectos ambiciosos de la ciudad. The Palm Island, con forma de palmera compuesta por un tronco, 17 ramas y un semicírculo para frenar las olas, requirió 94 millones de metros cúbicos de arena para su construcción, cantidad comparable a la que se necesitaría para construir un muro de 6 metros de altura que le dé 3 veces la vuelta a la tierra. También está The World Dubai, un archipiélago artificial compuesto por 300 islas con forma de mapamundi ubicado a 2,5 km de la Costa. Inversores de élite han adquirido varias de las islas y son propiedad exclusiva de ellos. Sobrevolarla en helicóptero da una mayor perspectiva de su magnitud.
Para tener una mirada del Dubái antiguo, es recomendable un paseo a bordo de las "abras", barcos tradicionales de madera que navegan por el Dubái Creek, conectando los dos barrios más históricos de la ciudad: Deira, antiguo centro comercial de Dubái con sus llamados “zocos” (mercados) y Bur Dubai, donde podrá visitar la zona de la Bastayika, con sus tradicionales casas emiratíes, sus callejuelas y torres captadoras de vientos y el Museo de Dubái, ubicado dentro de la antigua fortaleza Al Fahidi construida para protegerse de los invasores. Y si de vencer obstáculos se trata, el Dubai Miracle Garden es una prueba fiel de lo que ha logrado una importante obra de ingeniería: construir el jardín más grande del mundo a un paso del desierto. Sus 45 millones de flores ocupan un área de 72.000 metros cuadrados. Debido al excesivo calor sólo puede ser visitado de enero a mayo.

SAFARI POR EL DESIERTO
Para cerrar Dubái con broche de oro no puede dejar de hacer Sandboarding en las dunas; si no se anima a tanto, pueden contratar las excursiones en 4 x 4 con conductores entrenados que le harán vivir una experiencia única subiendo y bajando dunas a gran velocidad. Al atardecer es posible montar un camello y por la noche cenar bajo las estrellas en algún campamento o en el complejo Al Sahra Desert Resort. Podrá saborear un buffet con kebabs a la barbacoa o exquisitos shawarmas (carne asada envuelta en tortilla de harina). Las veladas son mágicas e incluyen shows y bailes típicos tales como danzas con fuego o el baile tradicional del pelo emirati, en los que las mujeres mueven su cabellera de un lado a otro al ritmo de la música.
Para los amantes del sol y el mar, las principales playas de Dubái corren a lo largo de Jumeira Road. Las actividades que se pueden realizar incluyen buceo, paseos en moto acuática o snorkeling. Si bien las playas más lindas son las privadas de los hoteles -a las que se accede comprando un pase diario-, existen hermosas playas públicas tales como Al Manzar Beach, Jumeirah Beach Park, Umm Suqeim Beach y Open Beach.

SHOPPING
Conocida como la capital del shopping de Oriente Medio, muchos europeos, africanos y habitantes de países vecinos organizan tours de compra a Dubái. El Dubai Mall es el centro comercial más grande del mundo; sus 1200 tiendas, parking para 14000 vehículos y su acuario de 48 metros de largo y 11 de profundidad, hacen de este lugar una visita obligada. ¿Esquiar en pleno desierto? También es posible, visitando el Mall Of Emirates, que además de sus lujosas tiendas, cuenta con una de las pistas artificiales de ski más grande del mundo con una capacidad para 1500 personas y 85 metros de altura. Si luego de esto piensa que lo vio todo, deambule por los zocos (como se los conoce a los mercados) el Zoco Del Oro, con sus más de 300 deslumbrantes tiendas de joyas de oro y platino, el aromático Zoco De Las Especias, con sus particulares olores y sabores y el Zoco Bur Dubai, donde se pueden encontrar las mejores telas. Si bien cada zoco tiene su especialidad, no es raro ver otros productos tales como electrónica o artículos del hogar. Recuerde que el regateo es una práctica diaria en estos lugares, no así en los grandes malls.

TIPS IMPORTANTES En cuanto a la vestimenta, hay un código muy estricto regido por el Islam. Los hombres usan una túnica blanca hasta las rodillas llamadas Kandura y las mujeres, túnica negra hasta los pies (Abaya). A los turistas, en cambio, se les sugiere cubrir hombros y rodillas al entrar a una mezquita y evitar demostraciones de afecto en público. Si bien en los restaurantes de los hoteles ofrecen una selección de bebidas alcohólicas, las mismas sólo pueden ser consumidas en lugares específicos.
El clima de los emiratos es árido y subtropical. Llueve con poca frecuencia y los meses ideales para viajar son de noviembre a febrero. El resto del año las temperaturas suben notablemente. Si bien el idioma oficial es el árabe, la mayor parte de sus habitantes hablan inglés.
Otra de las particularidades de Dubái son sus medios de transporte: el metro, automático, con WiFi y vagones exclusivos para mujeres, permite a los residentes y turistas moverse con total comodidad. Las paradas de buses son cabinas cerradas, con aire acondicionado, debido a las altas temperaturas que predominan en el verano.
Reconocida como la ciudad que más ha crecido en las últimas décadas, Dubái cuenta con 1 de cada 4 de las grúas existentes en todo el mundo.
Solo el 17% de su población es nativa, el resto es extranjera, la mayoría proveniente de India y Pakistán. La exención de impuestos ha dado lugar a que grandes empresas piensen en este emirato como sede de sus operaciones. Desierto, playas, excentricidades, así es Dubái, sofisticada, glamorosa, artificial, ambiciosa y en constante crecimiento.

Para más información: Prosa Viajes / Esmeralda 1063, Piso 10 / 4515 1551 / www.prosaviajes.com



Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg