Notas > TURISMO > Turismo - Norte Argentino
323-358-banner_turismo.jpg
Al norte, al oeste, al límite: pasan por ser un simple conjunto de provincias dentro de nuestro país, pero son mucho más que eso. A medida que uno trepa en el mapa se encuentra con más y mejores paisajes, más y mejores lugares y todas las opciones para un viaje diferente. Cuando el sol no castiga tanto y las condiciones parecen dadas para un paseo norteño, este conjunto de provincias demuestran cuánto tienen para dar.
 
323-91-extra1.jpg
323-672-extra2.jpg
323-458-extra3.jpg
323-9-extra4.jpg
323-707-extra5.jpg
323-673-extra6.jpg
Los Valles Calchaquíes, la Quebrada de Humahuaca, La Puna: tres regiones que unen tres provincias en un recorrido en donde la aridez parece ser la característica distintiva, donde la mezcla de razas, culturas, paisajes y colores hacen la diferencia. Tres zonas, tres provincias en un viaje inolvidable.

LA PUNA
Ascender a la Puna Salteña es una de las experiencias más impresionantes del norte. Tras atravesar quebradas serpenteantes y ruinas arqueológicas, se llega al pueblo minero San Antonio de los Cobres, la puerta a una naturaleza profunda e inmensa: salinas impresionantes, las vistas al Nevado del Acay y el Viaducto La Polvorilla son imperdibles. En el camino se encuentran imponentes quebradas y altas mesetas, en donde el atractivo principal lo constituyen las casas de adobe y los campos de cultivos. Pero la Puna no sólo atraviesa la provincia de Salta, llega también hasta Jujuy, donde abarca las localidades de Abra Pampa, Cochinoca, Pozuelos, Casabindo y Rinconada, entre otras.Recorriendo su árida zona se puede encontrar el Monumento Natural Laguna Pozuelos, una laguna que en el verano cubre más de18.000 hectáreas y donde anidan miles de flamencos. Al terminar el recorrido nos encontramos con Yavi, un verdadero oasis en la aridez de la Puna.

VALLES CALCHAQUÍES
Zona que comparten la provincia de Tucumán y de Salta, tiene un universo de paisajes con quebradas, casas aborígenes e historias para compartir. En la provincia de Tucumán, este circuito es el recorrido turístico por excelencia. Miles de helechos capturan la curiosidad al igual que los grandes árboles. El camino se interna en la quebrada del río Los Sosa, que forma parte de la Reserva Natural del mismo nombre, que al poco de andar se hace de cornisa, con curvas cerradas. Allí la selva invita a detenerse, especialmente en la curva a la que se asoma el monumento El Indio. Ya en Salta, entre las sorprendentes formaciones rocosas de sus quebradas y cerros multicolores, se levantan pueblos cuyas casas de adobe y paja transportan al viajero a tiempos remotos. Este circuito circular puede iniciarse por la RN68 (con destino a Cafayate) o la RP33 (rumbo a Cachi). Se trata de un viaje inolvidable a través de una turbulenta historia preincaica y colonial, en una dramática geografía tallada por los vientos y el sol.

LA QUEBRADADE HUMAHUACA
En la Provincia de Jujuy comprende las localidades de Tumbaya, Purmamarca, Posta de Hornillos, Maimará, Tilcara, Huacalera,Uquía y Humahuaca. El eje de esta zona es la quebrada por la que corre el Río Grande, encajonado entre cerros multicolores que impactan a la vista. Las casas son de adobe, amasadas de tierra y paja. Existen innumerables restos del pasado prehispánico: pucarás, antigales y pinturas rupestres diseminadas por toda la zona. Persisten costumbres anteriores a la colonización, notorias celebraciones comunitarias como el culto a la Pachamama, entre muchas otras. Algo para recomendar son los carnavales, con un rápido ciclo entre el Desentierro y el Entierro, la participación popular es muy entusiasta.

PROVINCIA DE TUCUMÁN
San Miguel de Tucumán ha sido declarada “Ciudad Histórica” en 1999, por la riqueza de su patrimonio cultural. Hoy el centro histórico es el corazón de la urbe y donde se levantan los edificios de mayor significación institucional. En La Plaza Independencia, en el corazón de la ciudad, se destaca la Estatua de la Libertad, obra de la célebre escultora tucumana Lola Mora. Alrededor de la plaza se levantan edificios que reflejan distintos períodos históricos: Casa de Gobierno, Museo Casa Padilla y Templo de San Francisco. Un poco más alejado, se encuentra el Parque 9 de Julio, pulmón verde de la ciudad que es lugar Histórico Nacional donde se encuentrael Museo Casa Obispo Colombres.

Circuito de las Yungas.
Este recorrido invita a un primer contacto con la exuberante selva de yungas. El paseo comienza en Av. Mate de Luna, columna vertebral de la ciudad: calles arboladas y casas rodeadas de jardines, restaurantes y campos de golf. El camino permite introducirse en la selva donde predominan los bosques de molles, lapachos, tipas y jacarandaes. Un gigantesco Cristo Redentor anuncia la cumbre del cerro San Javier a 1270 m.s.n.m. Si se toma la ruta 341, bosques de pinos rodean un monasteriode monjes Benedictinos, construido con piedras y situado en la cumbre de una alta lomada. En la entrada, hay un puesto de venta de los tradicionales productos que los monjes preparandes de hace varias décadas.

Circuito Valle de Chomorros.
Paseo colmado de paisajes de llamativa fisonomía, abre las puertas a un valle rodeado de cerros, ríos y parajes intermontanos. Se destaca el viaducto “El Saladillo”, de 1884, designado Monumento Histórico Nacional en 1999. El gran valor arqueológico de la zona se encuentra representado por la “Piedra Pintada” y Tiu Cañada entre otros vestigios precolombinos. Desde la Villa de San Pedro de Colalao se pueden visitar puntos de interés como Chulca, Puente del Indio y Laguna Escondida.

Tafí del Valle.
Una perfecta combinación de bellos paisajes naturales y retazos vivos de culturas ancestrales, convierten a este destino en algo singular. “El pueblo de la entrada espléndida” como lo llamaron los Diaguitas, antiguos pobladores de la zona, se encuentra ubicado en el sector oeste de la provincia de Tucumán a unos 2.000 msnm. Está rodeado de altas montañas que componen el valle, conjugando hermosos paisajes y un clima ideal para el descanso en cualquier época del año. Hacia el lado oriental se encuentran las Cumbres Calchaquíes, Mala Mala y Tafí que llegan a medir 3.500 metros y hacia el occidente el cerro Muñoz de 4.437 metros. Tafí del Valle creció y prosperó, pero aún guarda en su tierra el misterio cautivante de su cultura aborigen: pircas de piedra, construcciones de adobe, artesanías en cerámica y la técnica agrícola cuyas huellas se advierten en las terrazas de cultivos. Sus productos artesanales, sus comidas típicas y la idiosincrasia de sugente reviven una historia ancestral apreciada por el mundo entero. La villa ofrece una variada infraestructura hotelera, gastronómica y de servicios.

PROVINCIA DE SALTA
Linda por Naturaleza. Heredera de una enorme y variada riqueza: los restos de la antigua cultura Diaguita Calchaquí, los vestigios del imperio Inca, el aporte más reciente del pasado colonial hispánico y su activa participación en las luchas por la independencia nacional. Estos rasgos aún perduran en la belleza sin igual de su arquitectura colonial con sus noches animadas de ricas empanadas, tamales y la nobleza de sus vinos al compás del folklore que ofrecen sus famosas peñas.

Dique Cabra Corral.
Las aguas y el entorno del dique, ubicado a 62 Km. al sur de la capital, abren a un sinnúmero de posibilidades para disfrutar de los deportes extremos cargados de adrenalina. Se puede hacer rafting y navegar en kayak por el río Juramento, realizar avistajes de aves autóctonas y fósiles marinos, como también practicar rappel, 4x4 extreme, cabalgatas, bungee-jumping y un circuito de agroturismo. Estas son algunas de las innumerables actividades que ofrece este espejo de agua y sus alrededores.

Iruya.
Es un pequeño pueblo colgado de una meseta que avanza sobre una quebrada, enclavado en plena cordillera oriental, a317 Km. de la ciudad de Salta y a 2.730 m.s.n.m. En el camino se encuentran imponentes quebradas y altas mesetas, en donde el atractivo principal lo constituyen las casas de adobe y los campos de cultivos, pasando a los 4 mil metros por el Abra del Cóndor para luego descender a este pueblo de mágica belleza. Sus callecitas son estrechas, muy empinadas y cuidadosamente empedradas para evitar la erosión del suelo. Su arquitectura tiene una marcada raigambre precolombina, de gran valor cultural e histórico. Rodeado por un paisaje imponente y anclado en el pasado, Iruya conserva las raíces de una cultura milenaria que aún hoy se respira en las celebraciones pagano-religiosas.

Cachi.
Se levanta en la confluencia de los ríos Cachi y Calchaquí,y conserva viejas casonas alineadas sobre calles estrechas. Puede visitarse su Iglesia Parroquial del siglo XVIII y el MuseoAntropológico. Se pueden realizar excursiones con guías locales a lugares de increíble belleza como Las Pailas, el Algarrobal, Cachi Adentro; o a los parajes Las Pailas y La Paya, donde perduran restos de civilizaciones precolombinas como La Poma, Laguna Brealito, Seclantás y la Quebrada del Colte (camino de los artesanos).

Las Salinas Grandes.
Es uno de los atractivos más importantes de la zona. Ubicadas al Norte de San Antonio de los Cobres, se presentan como un impactante horizonte blanco que el sol se ocupa de teñir de diferentes colores y donde todavía se pueden observar antiguas técnicas de extracción de sal. Para los que gustan de excursiones más exóticas y solitarias, el destino ideales la pequeña localidad de Tolar Grande que ofrece la posibilidad de adentrarse en el mágico paisaje puneño.

Cafayate.
Lugar donde permanentemente se realizan exposiciones de artesanos: hay peñas, alquiler de caballos y visitas al Museo Arqueológico de Bravo y a los talleres artesanales. Otras opciones pueden ser realizar caminatas al río Colorado, travesías en bicicleta, caminar por el pueblo siguiendo el paseo de los artesanoso visitar las bodegas, donde se degustan vinos de nivel internacional como el torrontés, un varietal único en el mundo.

PROVINCIA DE JUJUY.
“La Tacita de Plata”. Desde este lugar comienza a perfilarse la quebrada de Humahuaca, camino natural de ascenso a la Puna, con sus tierras de cambiantes tonalidades que van desde el azul al rojo. Sus edificios modernos se alternan con otros de estilo colonial. Su centro comercial es muy activo y permite la adquisición de hilados de llamita y merino, así como de numerosos artículos regionales.

La Quiaca.
Ubicada al norte de la provincia sirve de paso fronterizo con Bolivia. A 290 Km. de la capital, tiene además importancia turística por los hábitos culturales de la gente que la habita, y por estar ubicada en las áridas tierras del altiplano de La Puna y en el norte de la Quebrada de Humahuaca. Se dice que esla localidad más septentrional de Argentina, pero este dato es irreal. Sí ostenta el récord de ser la ciudad más elevada del país: 3.442 m.s.n.m.

Tilcara.
Es una ciudad del departamento del mismo nombre ubicada en el centro de la Quebrada de Humahuaca. En toda la zona las casas se destacan por ser de adobe y persisten innumerables restos como pucarás, antigales y pinturas rupestres que pueden ser visitados. Es interesante conocer el pueblo fortificado del Pucará y su Jardín Botánico de Altura, siendo importante llegar hasta la denominada Garganta del Diablo para apreciar la Quebrada en toda su extensión. También se recomienda una visita a los hornos solares y las casas ecológicas. El atractivo turístico de Tilcara se extiende todo el año. Su pico llega en la Semana Santa, cuando se realiza la peregrinación hasta el santuario del Abra de Punta Corral. La vuelta al pueblo de los fieles es con la Virgen de Copacabana, que se realiza el miércoles anterior al Jueves Santo. De la peregrinación participan numerosas bandas de sikuris provenientes de toda la provincia de Jujuy, lo cual suele llevar a un número de más de 1500 músicos con siku, bombo y redoblante.

Purmamarca.
Es una pequeña población que adquiere una atracción especial porque se encuentra ubicada en la base de los imponentes y majestuosos cerros multicolores. Sus construcciones de adobe pertenecen al siglo XVII, lo que brinda una visión interesante del origen prehispánico. Su pintoresco trazado urbano fue realizado en torno a su Iglesia principal de llamativo estilo clásico quebradeño. La feria artesanal funciona permanentemente y en la cercanía de la plaza los vendedores locales presentan alfombras confeccionadas a mano, diversas tallas de maderas, indumentaria regional, vistosas vasijas y hasta variedades de plantas medicinales. Lugar obligado: Cerro de los siete colores.

El rito a la Pachamama
Es la más popular de las creencias mitológicas del ámbito incaico que aún sobrevive con fuerza en casi todas las regiones de la provincia de Jujuy y en algunas otras provincias del norte argentino. Muchas son las ceremonias en su honor: cuando comienza la siembra y la cosecha, y en las marcadas y señaladas de la hacienda. Pero el homenaje principal se observa durante el mes de agosto, especialmente el primer día del mes. La ceremonia comienza muy temprano en la mañana, con el sahumerio de la vivienda. Cerca del mediodía, empiezan a llegar los invitados del dueño de casa: vecinos, compadres y parientes. Luego de los saludos y bienvenidas, comparten un almuerzo. Luego, llega el momento esperado: se trasladan hasta el centro del patio, donde se procede alcavado de un hoyo, o recavado y se da de comer y de beber ala “Madre Tierra”, depositando hojas de coca, chicha, alcohol y cigarrillos. Se tapa el hoyo y se entierra, en algunos casos, botellas de alcohol y vino. Para completar la ceremonia, los presentes se toman de la mano para expresar el espíritu de hermandad que reina, y danzan en círculo alrededor del hoyo ya tapado, al son de la flauta, la caja y la copla.

Texto: José Medrano


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg