Notas > AUTOS & ESTILOS > Logan:espacioso, robusto, económico y veloz
442-488-banner_logan.jpg
Probamos a fondo en San Rafael el Renault 12 del Siglo XXI. ¿Quién no tuvo un Renault 12, o algún pariente, vecino, novia, amigo, etc. que no haya sido poseedor del mismo? Historias y hazañas de este clásico argentino que contribuyó enormemente a la motorización de la clase media, hay miles; son legendarias su robustez, economía de mantenimiento y mecánica fácil y sencilla.
 
Texto: Carlos Daniel Arena

Amigos lectores de Autos & Estilos: ha llegado a nuestras playas el reemplazante del legendario R12: el Renault Logan. El Logan, compite en nuestro mercado con otros medianos chicos, como el Polo, Corsa, Fiesta Max y el Siena y con el Clío Tricuerpo, claro, pero es muchísimo más grande que todos estos, sorprendiendo su altura que es de más de un metro y medio. Para muchos el diseño del LOGAN no es atractivo. La columna sostiene que los franceses, maestros en el espacio interior, buscaron priorizar este ítem: hay lugar de sobra en todos lados. Ingresar en la parte trasera no requiere esfuerzo alguno, debido a que el buche del guardabarro no invade casi el marco de la puerta, coadyuvado a esto la altura del techo de 868 mm y el ancho a la altura de la cintura de 1420 mm en el asiento trasero permite acomodar a tres pasajeros, aún de gran volumetría como el escriba. Ni qué hablar del baúl, tiene 510 litros de capacidad (“Aquí entran dos tubos de 60”, nos dijo un colocador de GNC), supera a todos sus congéneres y aún a autos de mayor categoría.
La terminación es excelente. Sometido a un duro castigo en el camino de cornisa que recorre el margen del Río Atuel, más conocido como La Cuesta de los Terneros (dicho sea de paso está destruido, con lo que demuestra el nulo interés de Vialidad Provincial de Mendoza en acondicionar este camino utilizado masivamente por turistas, y sobre todo europeos quienes se hacen cruces del estado del mismo), luego estuvimos probándolo a fondo en piedra gruesa y malos caminos de tierra: llegamos a Buenos Aires sin ningún ruido de carrocería y de plásticos interiores.
La planta de poder es de última generación con turbo y common rail. Probado en las largas rectas de la ruta 188, con viento de cola alcanzamos los 161,004 km/h
Es muy confortable para manejar y para quienes viajan como pasajeros; el aire acondicionado es potente y a pesar de la canícula, nunca fue necesario pasarlo del punto 2 en la perilla que regula la potencia del mismo. El auto es estable, con buen comportamiento dinámico, de una gran visibilidad debido a su enorme superficie vidriada y con potencia suficiente para el paso de vehículos de gran porte. El accionamiento de la caja de velocidades es cómodo y el escalonamiento de la misma es el correcto. Punto en contra, la radio: como todas las que traen los vehículos Renault son de operación complicada.
Resumimos: bajamos entusiasmados de este gran producto de Renault, que entendemos será muy bien recibido por el público argentino.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg