Notas > TURISMO > TURISMO - México
802-934-banner.jpg
México esconde tesoros: los de su cultura milenaria, fusión hoy de indígenas y europeos; los de su arquitectura colonial; los de su gastronomía, que ubican al país como un destino único; los de sus paisajes y sus playas, que dejan sin aliento y rozan la perfección y los de su gente: cálida, amable y orgullosa de su tierra. México esconde tesoros y en este recorrido Clubs & Countries te invita a descubrirlos.
 
802-400-extra1.jpg
802-673-extra2.jpg
802-197-extra3.jpg
802-443-extra4.jpg
802-454-extra5.jpg
802-832-extra6.jpg
Texto: José Medrano

DISTRITO FEDERAL.
Es de las ciudades más grandes y pobladas del mundo, también una de las más variadas en cuanto a cultura existen: expresiones milenarias conviven al lado de la modernidad en la metrópoli con el más elevado número de teatros y la primera en museos. En el Distrito Federal, además, hay construcciones de alto valor histórico, una de las plazas más imponentes del planeta y rincones que cautivan a cualquier turista ávido de novedades.
Centro Histórico. Fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1987 y se trata de un punto neurálgico en el DF; desde aquí creció y desarrolló el resto de la ciudad. En sus orígenes sirvió de nacimiento a las cuatro calles principales de la antigua Tenochtitlán (capital Azteca del siglo XII) que aún hoy conserva su trazado. Es este Centro Histórico el que rebautiza a la Ciudad de México con el sobrenombre de “La Ciudad de los Palacios” por sus imponentes bellezas: la Catedral Metropolitana, uno de los monumentos arquitectónicos más importantes de América; el Palacio Nacional, en cuyo patio interior se pueden ver los espectaculares murales de Diego Rivera; o el Palacio de Bellas Artes.
El Zócalo. Conocida formalmente como “Plaza de la Constitución”, es el principal sitio de la ciudad que, junto a sus calles aledañas, ocupan una superficie de unos 46.800 m2, una de las más grandes del mundo, y considerada como centro de la identidad mexicana. El Zócalo está lleno de actividades de día y de noche y se encuentra rodeado por los grandes edificios de la ciudad. En su centro se destaca un mástil relativamente bajo coronado por una inmensa bandera de México. Se trata de un punto obligado en la visita de cualquier turista.
Paseo de la Reforma. Es el boulevard más famoso de la ciudad con una extensión de 15 km. Se construyó para unir el castillo de Chapultepec con el Palacio Nacional en el Zócalo. La parte principal, entre Avenida Juárez y el Bosque, está bordeada de palmeras y tiene una zona peatonal central rodeada de carriles para autos. A pesar de los muchos monumentos que se pueden visitar, el más importante y característico es el Monumento a la Independencia, conocido simplemente como “El Angel”.
Zona Rosa. A pesar de haber perdido algo de su elegancia, esta zona continúa ofreciendo una concentración animada y atractiva de galerías de arte, tiendas refinadas, bares y restaurantes; además de vendedores y músicos callejeros. Las peatonales invitan a sentarse a disfrutar de un café al aire libre y sumergirse en toda la magia del DF.
Basílica de Guadalupe. Considerada el lugar más santo de México, dedicado a la Patrona del país, la Capilla original -que se hundió y debió ser reemplazada- fue sustituida por este notable edificio moderno diseñado por el famoso arquitecto Pedro Ramírez Vázquez. Consagrada en 1976, es uno de los santuarios más venerados de América Latina en un país de fuerte raíces católicas. En el interior, además, una escalera mecánica permite a los visitantes pasar ante la famosa capa con la imagen de María.

OAXACA
Es una de las ciudades coloniales más hermosas del país, y al igual que el centro mexicano, Patrimonio Cultural De La Humanidad. Posee zonas arqueológicas, conventos del siglo XVI, templos barrocos, edificios civiles de la época colonial y museos. También un importante conjunto de manifestaciones culturales, como sus fiestas religiosas. Oaxaca es la segunda zona turística en importancia en el estado de la Costa; famosa por las playas de Puerto Escondido, Puerto Ángel y las Bahías de Huatulco. Entre sus atractivos, la ciudad cuenta con una de las mayores muestras del barroco mexicano, especialmente en el arte religioso: su Catedral de 1535 se consagra a la Virgen de la Asunción que se representa con una escultura en bronce traída de Europa. El templo de Santo Domingo de Guzmán, conjunto arquitectónico realizado por los dominicos en 1555, actualmente está convertido en centro cultural y alberga importantes piezas de arte. El Museo de las Culturas está considerado como una de las mejores obras de restauración de Latinoamérica.
Puerto Escondido. Lugar de playas paradisíacas, se encuentra en la costa del estado de Oaxaca. Su notable conjunto de aguas color azul verdoso y finas arenas son ideales para la práctica de actividades acuáticas. Entre sus playas se destaca Zicaleta, sede de un torneo internacional de surf, y la playa principal donde se realiza un importante evento de pesca deportiva en el mes de noviembre. En Puerto Escondido podrá comer increíbles combinaciones de pescados y mariscos además de los placeres de la cocina oaxaqueña como el mole y el quesillo. También podrá conocer las tradiciones regionales relativas al culto a la “Virgen de Juquila”, y sus alternativas en vida nocturna, donde las fiestas se prolongan hasta la madrugada.
PUERTO VALLARTA. Cuna de los mariachis y el tequila, Vallarta es la zona de playas más importante del tradicional estado de Jalisco. Es también dueña del Puerto de cruceros más popular del pacífico y el segundo destino en turismo gastronómico. Se trata de un lugar insuperable para los viajeros que gozan de las actividades marítimas como la observación de ballenas, el jet ski, el windsurf o el buceo.
Sus maravillas. Vallarta también se descubre al visitar su centro y áreas comerciales. Entre sus principales atractivos se encuentran, el malecón y la Parroquia dedicada a la Virgen de Guadalupe. El Malecón es el elegido por los residentes de Vallarta para pasear de noche y la Parroquia, sencilla y pintoresca, combina costumbres de antaño. En su interior resalta una imagen de la Virgen, y en su exterior se puede ver la torre central, para muchos el símbolo de la ciudad. De todas maneras, su fuerte está en sus playas, lo más parecido al paraíso en la tierra.
Playas. Puerto Vallarta cuenta con más de 42 km de playas sobre las tranquilas y cálidas aguas del Pacífico, entre las más importantes se destacan: Quimixto, en la desembocadura del río La Puerta. Se trata de una auténtica villa mexicana construida junto a las transparentes aguas del mar, excelentes para practicar el buceo. Playa del Sol o de Los Muertos: al costado del embarcadero de Puerto Vallarta, es la más concurrida y representativa en su costa. El Salado: en este lugar destacan sus restaurantes, hoteles y campos de golf.

CHICHEN ITZÁ
Las ruinas más conocidas y visitadas de la Península de Yucatán, son los restos de una gran ciudad Maya y una de las grandes maravillas arqueológicas del mundo. Las pirámides, los templos y las capillas con sus ricos tallados son parte de los cientos de edificios que se cree ocupaban el lugar. Sólo cerca de 30 se restauraron por completo. Algunos permanecen como fueron encontrados, y el resto se esconde debajo de montes ásperos y cubiertos por la selva. Se cree que Chichen Itzá fue fundada alrededor del 435 A.C. La pirámide central, o “el Castillo”, es sencillamente inolvidable. También llamada Kukulkan domina sobre por sobre las otras ruinas salpicadas sobre un área de hierbas. Su diseño perfectamente simétrico se incorpora al sofisticado calendario maya, que también genera un fenómeno natural entre el 21 de marzo y el 21 de septiembre, y cuando el sol comienza su descenso se moldea una sombra en las terrazas formando el cuerpo de una serpiente que culmina con la cabeza esculpida en la base de las escaleras. En primavera la visión de la serpiente aparece destellando bajando de las escaleras y en el verano la ilusión es contraria. Se trata de una de las grandes maravillas de México y su visita es muy recomendada. Otros de los atractivos de la zona arqueológica son: El juego de Pelota, El templo de los jaguares y de los cráneos, la plataforma de los jaguares y de Venus, el templo de los guerreros, El Chac mool y El viejo Chichen Itzá.

PLAYA DEL CARMEN
Hasta hace pocos años Playa del Carmen era una pequeña villa de pescadores con calles de arena, en donde sólo los amantes de la aventura viajaban en busca de la naturaleza virgen y pacifica, ya que no había electricidad, agua potable, ni teléfonos. Hoy en día, la noche siempre es excusa para fiestas en la costa o reuniones en los restaurantes del pueblo. Rodeado por la majestuosa selva del Mayab, las cristalinas aguas turquesas del Caribe mexicano y la influencia europea y afro americana son la combinación perfecta para disfrutar de una vida sencilla. Por su privilegiada situación geográfica, Playa del Carmen se convirtió en el objetivo de los turistas e inversores, lo que la hizo crecer respetando su esencia de pueblo.
Aunque la mayor parte de negocios y cafeterías se localicen en la 5ta. Avenida, se pueden encontrar muchas sorpresas agradables en las calles adyacentes. Para los que adoran ir de compras, las tiendas más importantes combinan artesanías hechas a mano con materiales como el ámbar, la plata, la madera y los tejidos.
Hay una gran variedad de actividades para disfrutar de la naturaleza del área. Se puede elegir entre una visita a la selva en jeep, bicicleta o caballo, visitar los parques temáticos y sitios arqueológicos, o por qué no, disfrutar de una plácida siesta a la sombra de una palmera.

LA GASTRONOMÍA MEXICANA La cocina mexicana es una fusión de platos indígenas tradicionales y de influencias españolas. No toda la comida es picante en extremo, ni los “chiles” son el ingrediente central, sí los hay, pero es parte de una cocina que se completa con maíz, frijoles, tomates, paltas, papas, camotes y muy variadas frutas. Además, distintos tipos de carnes, pescados y mariscos alegran la composición de esta gastronomía. Ninguna comida mexicana que se respete estará completa sin sus tortillas de harina de maíz, protagonistas de los famosos tacos, cubiertas en salsa y al horno. Otras variantes son quesadillas, tostadas, burritos y chilaquiles: con porotos y guacamole son inolvidables. Cada región tiene sus especialidades, Oaxaca y Puebla son las cocinas más tradicionales. El mole poblano (con chocolate) es de allí y los postres dulces con yemas, azúcar y polvo de almendras, recuerdan la influencia española. Las quesadillas azules y los chapulines fritos, son muy recomendados en estos destinos. La comida de Yucatán es picante, aromática y especiada, en Veracruz lo típico es el Huachinango y en Baja California y las costas, los pescados y mariscos. La sopa de lima o el uso generoso del limón ayudan a combatir las bacterias para evitar la “venganza de Moctezuma”, malestar que aparece en los turistas más ávidos de probarlo todo.

Agradecemos al Consejo de Promoción turística de México por las imágenes


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
146-19-beaches-200.jpg